Buscar este blog

miércoles, 26 de noviembre de 2008

CELOSO MANUEL MIJARES APAGA LA TELEVISIÓN PARA NO VER A LUCERO EN "MAÑANA ES PARA SIEMPRE"

México, 26 Noviembre 2008, (ANDINA).- El cantante mexicano Manuel Mijares confesó sentirse muy celoso por las escenas subidas de tono que protagoniza su esposa, Lucero, en una telenovela mexicana. Revela que se dedica a cualquier cosa para no ver "Mañana es para siempre".

Confesó que sí siente raro cuando ve a su mujer besando a otros hombres en la telenovela.

Asegura que para evitar que los celos se apoderen de él, procura no ver la telenovela y menos acompañado de sus pequeños hijos, informa El Universal.

Para evitar verla, él y sus hijos empiezan a cenar o a jugar o cualquier cosa que pueda distraerlo.

Hace unos días, la cantante y actriz Lucero dijo que en su casa nadie es testigo del trabajo que desarrolla en Mañana es para siempre", pues considera que las escenas que realiza junto a Sergio Sendel no son aptas para sus hijos, ni para su esposo, Manuel Mijares.

La cantante aseguró que ellos ven otros canales "De por sí, en la casa casi ni se ve la tele, ellos saben que (el melodrama) no es para niños."

No obstante, la llamada “Novia de América” dijo estar orgullosa de su desempeño como la villana Bárbara Greco, papel y trayectoria artística que le merecieron el primer crédito por encima de Silvia Navarro y Fernando Colunga.

Sobre las imágenes apasionadas que se mostraron por televisión abierta entre su personaje y el de Sendel dentro de un automóvil, comentó: “No es nada fácil grabarlas."

"Son complicadas porque tienes que medir las cosas como una coreografía, para que los movimientos puedan quedar bien con las cámaras; pero realmente el resultado es muy bueno, a mí incluso me sorprenden y se ven bien.”

Lucero interpreta a una mujer hermosa e inteligente, pero perversa y manipuladora, que hará cualquier cosa para lograr sus propósitos.

martes, 25 de noviembre de 2008

ENRIQUE VICTORIA: “CREO QUE HAN EXAGERADO LA HISTORIA DE MAGNOLIA MERINO”


Lima, 25 Noviembre 2008, (Richard Manrique Torralva / El Informante).- Siempre es grato conversar con Enrique Victoria, un actor de gran trayectoria. Ha participado en imnumerables películas, telenovelas y series locales. Además de compartir el escenario con grandes actores nacionales e internacionales.

Enrique Victoria es todo un personaje. No se calla nada. Habla de todo y muchas veces sus palabras están llenas de verdades. Por eso muchos colegas lo buscan, como se dice, “para picarle la boca”. A lo que don Enrique acepta de buen agrado y responde todas las preguntas sin excepción.

Lo encontramos en la función especial para la prensa de la película nacional “El Acuarelista” en la que él forma parte. Y, como nunca, hablamos largo y tendido y charlamos de todo un poco de muchos temas que compartimos con ustedes sobre la realidad del artista peruano y sus impresiones sobre la forma en que se producen las miniseries hoy en día. Quien sino él para darnos un análisis, desde dentro, de nuestro mundo artístico nacional. Aquí sus impresiones:

¿Qué le pareció El Acuarelista?

Me encantó, de verdad que me gustó. Es humor negro puro. No sé si a todos les gustará porque no estamos acostumbrados a ver en el cine peruano este tipo de películas. Es una película llena de humor negro. Nos hace reír y nos compenetra también con la angustia y los problemas de los protagonistas. Yo quiero aprovechar este medio para recordarles a todos que estrenamos “El Acuarelista” el 27 de noviembre en ocho cines de Lima y en dos cines de la ciudad de Trujillo. Vayan a verla es una película realmente buena. Se las recomiendo.

Este mes de noviembre ha traído como novedad, no sólo el APEC, sino también un sinnúmero de películas peruanas ¿Constituye esto un avance de nuestro cine?

Obviamente. Imagínese, el hecho de que en Lima se hayan producido siete películas este año y que en provincias se hayan producido tres o cuatro, como viene ocurriendo, y que la prensa de Lima ignora…

¿Por qué lo dice?

Es que todos me hablan de las producciones limeñas, pero nadie ha hablado de “Los perros hambrientos” que se hizo en el Cusco, una excelente película con artistas cusqueños. Nadie, muy pocos digamos, han hablado de “Jarkaccha” o de “El rincón de los inocentes”, dos películas de Palito Ortega que se estrenaron hace poco y se hizo en provincias, lo que significa que en el Perú la posibilidad de cine es muy amplia. Otro ejemplo son las películas de Puno donde se hacen uno o tres films al año. Es decir, en el Perú se hacen y hay mucha producción cinematográfica y es necesario que la prensa le dé la cobertura necesaria para que el inversionista se dé cuenta que existe no sólo talento en Lima sino en el interior de nuestro país.

Hay un pensamiento que siempre está presente en los productores brasileños, “No hay nada más internacional que lo nacional” y fíjese como está actualmente la producción brasileña. Espero que ese lema lo tomen en cuenta los empresarios nacionales. Inviertan en el cine nacional, por favor…

¿Cómo ve la situación del artista nacional?

Mire, la situación del artista peruano no es mala, los artistas somos los que permitimos la critica situación en que nos encontramos…

¿En que sentido….

En que no nos hacemos respetar, claudicamos ante los productores que nos coartan nuestros derechos porque nos hacen firmar los contratos cediéndoles todas las ventajas al empleador; con ello abandonamos nuestros derechos sociales lo que es inconstitucionalmente imposible de hacer y por lo que podemos reclamar en cualquier momento nuestros derechos, pero los artistas aceptan trabajar por cualquier cosa y lamentablemente eso existe porque nuestro propio gremio lo permite…

¿Pero a nivel sindical, no se puede hacer algo…

Si se puede, pero cuando los artistas no se hacen respetar entonces ningún sindicato puede hacer nada. Por ejemplo, si algún sindicato va a alguna productora o televisora, estos harán las inspecciones necesarias, pero lamentablemente se encontrarán con que el 90 por ciento de los contratos son de actores que renuncian a sus derechos, cobrando por recibos profesionales en lugar de cobrar por planilla como manda la ley. Lamentablemente hay muchos colegas que se dejan pisotear, no obstante existe un grupo que protestamos y somos por ello considerados "peligrosos".

Pero a pesar que usted habla en voz alta, siempre es infaltable en alguna producción local…

Es que tengo “un socio” allá arriba que me ayuda. Ese “socio” que está en los cielos me dice que tengo que seguir “peleando” y ahí me tiene usted siempre “colándome” en alguna producción…

¿Hay muchos actores que no desean trabajar en televisión por los bajos sueldos?

Oiga, cualquier comerciante y el productor es, a la larga, un comerciante si sabe que va ganar dinero entonces trata de ganar al máximo y gastar lo menos posible. Entonces si le ofrecen a uno, 50 dólares por un bolo y acepta. Pues amigo mío, el estúpido es el que dice sí, y no el que ofrece. No es culpa del productor porque toda persona que inicia un negocio quiere ganar lo máximo posible. El estúpido, el cretino, el indigno de ser artista es aquel colega que acepta trabajar por un sueldo bajo.

¿Como ve usted las miniseries que se emiten actualmente, por ejemplo Magnolia Merino?

(Risas)….simplemente agg…

Así tan radical es su respuesta…

Así de radical soy, mi amigo. Así como también la segunda parte de la vida de la señora Dina Páucar resultó una reverenda tontería porque colocan a la señora como “una inocente y tonta” que no sabe nada de nada y que por eso cualquiera abusa de ella. Totalmente inverosímil porque todos sabemos que la señora en la vida real es una persona que se defiende y sabe defender sus derechos. Algo sin sentido que no tenía “ni pies, ni cabeza”…

Y si usted, le hubieran propuesto integrar el elenco de cualquiera de estas miniseries ¿Lo hubiera aceptado?

Absolutamente no. Yo por eso no hago mucha televisión porque yo selecciono los papeles que me interesan y valen la pena. Si yo aceptó participar en una serie es porque el personaje al que voy a interpretar es interesante y me agrada. Sino es así, simplemente lo rechazo.

Por ejemplo, acepte trabajar en “Chacalón”, porque el personaje que hice, “El chamán”, me gustó mucho, era bueno. Además la historia estaba siendo bien realizada y el personaje en que se inspira la miniserie era atractivo y por eso terminé aceptando. Otro personaje que acepte gustoso, es este ser demoníaco, en la miniserie sobre los danzantes de tijera que me agradó mucho…

Y sobretodo el público le dio su respaldó, no así con estas últimas miniseries a las que el público parece darle la espalda…

Naturalmente. Es que, mi amigo, el televidente no es tonto. Algunos pretenden darle “gato por liebre” y ya no es así, al público no se le puede engañar.

¿No le gusta Magnolia Merino?

Creo que han exagerado la parodia. La caricatura es demasiado irrisoria. Nada exagerado es bueno porque, lamentablemente, ello termina siendo rechazado.

¿Que le parece la actuación de Ebelin Ortiz?

No me preguntes por los compañeros, por favor. Por ética no me corresponde hablar de su labor.

Parece que tendremos miniseries para rato…

Así es. Mire usted, las miniseries son buenas porque de alguna manera ofrecen trabajo a los actores, poco, pero por lo menos nos permite trabajar en lo que nos gusta y mantenernos dentro de ese nivel. Yo creo que en algún momento las miniseries van a parar de realizarse porque me parece que se está creando un camino para poder volver a producir telenovelas. Es una transición para lograr ese objetivo. Date cuenta que cada vez los capítulos son más largos en duración y por eso en algún momento dará paso a la producción de telenovelas.

Actualmente, aparte de verlo en pantalla grande, donde podemos admirar su arte. ¿Cuál es su futuro en cuanto a producciones locales?

Estoy haciendo teatro y tengo una oferta de una película. Ojo, es oferta mejor subrayo bien esto porque el año pasado tuve dos ofertas de cine y ninguna se concreto. Espero que ahora con esta si se concrete.

En cuanto a televisión acabo de filmar una serie llamada “Radio Pueblo” que va salir, creo que por América Televisión el próximo año. Así que tienen Enrique Victoria para rato.

ELENCO DE MI PROBLEMA CON LAS MUJERES ESTUVIERON EN LOS EMMY AUNQUE NO SE LLEVARON EL PREMIO


New York, 25 Noviembre 2008, (Cotty Santamaría Vargas).- "Ojalá ustedes sean los ganadores", les comentó emocionado Roger Bart presentador oficial de la 36 International Emmy Awards al elenco de "Mi problema con las mujeres", durante la Gala que se celebró en el Hotel Hilton de Manhattan ayer Lunes 24 de Noviembre, compitiendo en la categoría de Mejor Comedia, el cual ganó Reino Unido.

No se llevaron el trofeo a casa, pero el hecho de haber conseguido esta primera nominación para el Perú representa un logro, que promete un panorama alentador para las producciones peruanas a nivel mundial.

"Los ojos del mundo voltearon a ver un ratito a Perú. Se han dado cuenta que hacemos cosas buenas, que tenemos gente muy talentosa y que podemos hacer mucho más", expresó la actriz Rossana Fernández Maldonado, quien además confesó: " La verdad que cuando mencionaron a Reino Unido como ganador, nos dio pena, quedamos con el grito de la emoción en la garganta", que más adelante salió para celebrar el triunfo de Argentina cuando eligieron como Mejor Miniserie a "Televisión por la identidad".

Por otro lado, la actriz Melania Urbina comentó que esta experiencia ha sido genial y un motivo para conocer NY, "El hecho que estemos aquí ya es un triunfo para todos, yo soy feliz".

Fue verdaderamente emocionante verlos desfilar por la famosa Alfombra Roja, donde la belleza y el encanto de las actrices Vanessa Saba, Rossana Fernández Maldonado y Melania Urbina llamó de inmediato la atención de la decena de fotógrafos y los diseños de sus vestidos fueron muy bien elogiados por la prensa especializada. "Son de diseñadores peruanos" , comentaron con orgullo las actrices a cadenas importantes como O Globo, HBO, BBC Radio, Fashion TV entre otros.

Giovanni Ciccia y Paul Vega llegaron con sus respectivas esposas, Giovanni con ese buen sentido del humor que lo caracteriza comentaba que su traje lo habia rentado en Perú y que llegando lo tenía devolver.

En la cena, los actores no pudieron evitar gritar y aplaudir de la emoción cuando durante la mención de los nominados pasaron imágenes de la serie. "Creo que éramos la mesa más llamativa" comentó Rossana.

AQl respecto, el programa Reporte Semanal de Frecuencia Latina, se trasladó a la ciudad de los Rascacielos para elaborar un informe especial de la visita.

El staff creativo encabezado por Frank Pérez Garland, el productor Jaime Carvajal y las representantes de Frecuencia Latina Internacional Miki Ivcher y Patricia Jasin quedaron muy satisfechos con los resultados de esta visita a Nueva York.

En la gala pudieron conocer a destacadas personalidades como Sam Waterston, Judith Light, Kelly Rutherford, John Waters, Paul Blackthorne, Willie Garson, Andrea Roth, Lance Reddick, Dann Florek, Linus Roache, Michaela McManus, Heather Tom, Sam Waterston, Judith Light, Kelly Rutherford, John Waters, Paul Blackthorne, Willie Garson, Andrea Roth, Lance Reddick, Dann Florek, Linus Roache, Michaela McManus, Heather Tom.

El frío de Nueva York no apagó los ánimos de los actores quienes pasearon por la ciudad y por la mañana previo al evento realizaron entrevistas exclusivas para las agencias de noticias, revistas locales de New York y New Jersey y una visita a los estudios de MTV Tres.

Logrando así no solo saborear la "Gran Manzana", sino darle un buen mordisco.

lunes, 24 de noviembre de 2008

MI PROBLEMA CON LAS MUJERES FUE PRESENTADA EN CONFERENCIA DE NOMINADOS PREVIO A LOS EMMY


New York, 24 Noviembre 2008 (Cotty Santamaría Vargas).- Representando a la serie nominada "Mi Problema con Las Mujeres", el productor Jaime Carbajal y el cineasta Frank Pérez Garland participaron ayer domingo en una conferencia de prensa dentro del marco de actividades del Festival de los Premios Emmy, previo a la Gala que se realizará en el Hotel Hilton de Manhattan hoy Lunes 24 por la tarde, donde el elenco de actores, el staff de producción y creativo desfilará por la Alfombra Roja entre diversas personalidades de la tv anglosajona, europea y asiática.

En esta Conferencia de Prensa para los miembros del EMMY, se presentó a los nominados de la Categoría "Comedia", en el cual "Mi Problema con las Mujeres" compite con otras divertidas producciones como Neo Office Chukles (Japón), The I.T Crowd (Inglaterra) y Geile Zeil (Alemania).

Previo a la Conferencia dirigida por Stewen Bawol (Managing Director de Helion Pictures), se presentaron 15 minutos de los capítulos mas sobresalientes de cada producción nominada.

Entre las escenas que se eligieron de esta comedia que no solamente representa a los peruanos sino a los Latinoamericanos, el protagonista José (Giovanni Ciccia) relata la difícil convivencia con sus anteriores enamoradas (Rossana Fernández Maldonado y Gianella Neyra) y su actual pareja (Vanessa Saba), como tiene que lidiar día con día con estas relaciones de pareja. Divertidas situaciones que causaron una buena reacción de los asistentes.

Stewen Bawol destacó entre sus múltiples preguntas, el tema del presupuesto, la elaboración del guión, la comercialización del programa, difusión del programa por internet y la selección de los actores entre otros temas.

Cabe mencionar que se encuentra acompañando al equipo de la serie, Miki Ivcher, representante de Frecuencia Latina International, empresa gestora de la comercialización de Mi problemas con la Mujeres a más de 50 países y que hoy una cadena tan importante como NBC, se encuentra realizando la versión en inglés, teniendo como productores ejecutivos al cantante Justin Timberlake y productores de Ugly Betty.

domingo, 23 de noviembre de 2008

DINA PAÚCAR ACEPTA QUE SEGUNDA PARTE DE SU MINISERIE NO TENÍA NADA QUE VER CON SU VIDA

Lima, 23 Noviembre 2008 (Richard Manrique / El Informante Perú).- la cantante Dina Paúcar declaró al diario La Primera que el motivo porque su serie no alcanzó el mismo éxito que la primera parte fue porque no se basaron en hechos reales sobre su vida, como cuando aparece en silla de ruedas o villanos quieran atentar contra ella. Ante ello la intérprete folclórica escribirá un libro autobiográfico donde contará la verdadera historia de su vida.

La popular cantante vernácular afirma: “Hubieron cosas en las que no estuve de acuerdo, como ese capítulo donde salgo en silla de ruedas y haber tenido tantos enemigos en mi camino. El guionista exageró un poco con su trabajo, pues yo entregué a Michelle Alexander (productora) en un cassette toda la historia de mi vida, y me sorprendió que sacaran cosas que no eran”, comentó Dina al diario La Primera.

Claro, muchos dirán que la historia no tiene que ser fiel reflejo de la realidad. Pero entonces ¿Porque lo publicitan como si fuera una historia basada en su vida misma?.

Lo cierto es que ante la debacle de "Magnolia Merino", nuestros productores deberían replatear sus ideas porque hace rato que el público les dice, con su sintonía, que ya se cansaron de "chicheritos, vedettes y cantantes folclóricas". Harían bien en mostrar novedades y no lo mismo de siempre. Su capacidad está en juego, señores.

jueves, 20 de noviembre de 2008

PÚBLICO DA COMO GANADORA A SALLY EN LUGAR DE MAGNOLIA MERINO EN EL HORARIO ESTELAR


Lima, 20 Noviembre 2008, (Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- El ingreso de dos producciones locales volvió más atractivo el horario estelar de nuestra televisión. Es que, ante el final de “Así es la vida” (cuya finalización triunfal merece un comentario muy pronto) y la salida de Magaly Medina, por todos conocida, entonces los televidentes rápidamente se acomodaron e hicieron suya “Victoria” que entra a sus capítulos finales e incluso la versión de Telemundo de “Sin tetas no hay paraíso” gana adeptos cada día, entonces el estelar de nuestra televisión se volvió competitiva teniendo como atractivo principal, el ingreso de dos producciones locales: “Sally, la muñequita del pueblo” y “Magnolia Merino”, publicitada a más no poder, aunque esta última con el correr de los capítulos se desdibuja poco a poco, merced a un afán vengativo, caricaturesco, ofensivo y tan poco atractivo en su historia que luego del interés por el capítulo inicial ya los televidentes comienzan a dar su veredicto y centran su atención en la popular “muñequita Sally” bien interpretado por Mónica Sánchez que se apodera del gusto local.

Aunque la “lucha” recién empieza, lo cierto es que "Sally..." consiguió 22,5 puntos de promedio en el ráting general, por muchos motivos, que más adelante analizaremos en su integridad.

"VICTORIA" GANÓ A MAGNOLIA

Tal como lo habíamos comentado, "Magnolia Merino", la miniserie que satiriza la vida de Magaly Medina, no las tuvo consigo ya que en su debut del lunes 17, a las 9 p.m., por Frecuencia Latina se ubicó en el tercer lugar del ránking general con 17,9 puntos mientras la telenovela "Victoria", que se ve por ATV, se ubicó en el segundo lugar con 19,3 puntos en promedio.

Aunque la producción ha tomado con tranquilidad este, aparente, traspiés lo cierto es que en su segundo día de emisión ha descendido con 13,3 lo que parece pronosticar que contrariamente al buen producto presentado por Aristóteles Picho (director de “Sally…”), esta producción de Michelle Alexander no ha calado en el gusto de las mayorías.

Lo cierto es que ya se anuncia la presentación de Magnolia Merino en el programa de Gisela Valcárcel (¿no decían que “la rubia” no quería saber nada sobre Magaly Medina?) y ello puede augurarle algunos puntos a favor porque en verdad, buena falta le hace; ya que el producto presentado, hasta ahora no es ni interesante ni mucho menos novedoso. Claro está, de ello hablaremos más ampliamente cuando la serie se encuentre en sus capítulos finales.

Lo cierto es que el competitivo horario estelar se pone cada vez más atractivo, veremos muy pronto quienes serán los vencedores y quienes los vencidos en esa guerra sin cuartel por el ansiado ráting estelar de nuestra tele.



miércoles, 12 de noviembre de 2008

DINA PÁUCAR, LA HISTORIA CONTINÚA: APROVECHAMIENTO Y REVANCHISMO INNECESARIO


Lima, 12 Noviembre 2008, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú) .- Dina Páucar se quedó con las ganas. Pensó que el éxito le iba a volver a sonreír, pero sin embargo, la historia fue otra.

Termina una de las producciones más bajas e intrascendentes que hemos observado durante este año. Todo por querer alargar una historia que no daba para más. Pero comencemos por el principio.

Dina Páucar (irregular Carolina Infante), ahora convertida en toda una estrella, ha conseguido el éxito en el Perú y el extranjero. Su relación con su compañero, Rubén Sánchez (Emilram Cosio), se ha vuelto sólida y con la ayuda de su inseparable hermana Alejandrina crían a sus cuatro hijos: Jano, Laly, Tatiana y Jackie.

Pero el éxito trae consigo la envidia de su gremio artístico, en especial de América Flores, “La Flor Mundial del Folklore” (irregular Liliana Trujillo) quien tiene un odio, casi enfermizo hacia Dina. América ha vivido siempre enfrentada a Dina por contratos, discos y ventas. Es histérica, malhumorada y déspota. Asimismo, sabe que está lejos del nivel de éxito de su enemiga.

Paralelamente, Dina recibirá una propuesta por la que muchos cantantes han peleado: ser la primera artista que firme un contrato y ser la figura representativa de “Discos maravilla”, una empresa recién inaugurada, que está dirigida por el tirano y abusivo Santiago (Jesús Aranda).

Pero, al poco tiempo de ser contratada Dina descubrirá, al lado de Rubén, los engaños y abusos que comete este empresario y romperá el acuerdo de manera abrupta generando la humillación y deseos de venganza de Santiago.

Sin embargo, América se une con Santiago para devastarla y ocupar su lugar como la principal figura en la música vernácular peruana Del mismo modo, contará con el apoyo siempre incondicional de su mejor amiga y compinche Zafiro Reina, “La Madonna de los Andes”, que no es una mala persona, pero que vive siempre manipulada por América.

El rencor que le tiene América a Dina será creciente, y llegará a límites insospechados. Robará sus canciones, copiará los diseños de sus vestidos, intentará malograr sus conciertos y su relación con Rubén. Sin embargo, estas maniobras resultarán irrisorias en comparación con el recurso más extremo del que será capaz: hacerle brujería.

La historia centra su trama en la desmedida envidia de América Flores convertida en villana y que es la causa por la que Dina pase todos los sufrimientos habidos y por haber. La historia se inicia con la aparición de la verdadera Dina Páucar en medio del apogeo total. Ella está en la cúspide y en el concierto de aniversario la mayoría de los personajes que tendrán mucho que ver en esta historia se reúnen para observar “el cambio físico” entre Dina Páucar y su clon Carolina Infante que toma la posta para soportar durante todos estos capítulos los avatares de una América Flores, exageradamente maquillada y a la que ni por asomo logra que nos interesemos en sus maldades debido a una pésima historia que da vueltas y vueltas en lo mismo y, al parecer, sólo con el objetivo de devolver todos los ataques de su “rival” en la vida real, aquella que, por lo menos, gracias a la mano de Efraín Aguilar supo entretenernos y hasta agradarnos con su historia, que efectivamente, era tan igual o parecido a este, pero con la gran diferencia que tenía a una gran pareja de “envidiosas y carroñeras” del folklore (Cristina Urueta y Angelita Velásquez). Y es que allí se notaba calidad actoral y buena dirección; mientras que aquí ni siquiera podemos decir que los actores impostan sino que sus caracterizaciones lucen demasiado forzados. A Liliana Trujillo le colocan una buena cantidad de maquillaje para resaltar su ceño fruncido y sus ojos desorbitados para así convertirla en una mala en potencia mientras Norka Ramírez no logra redondear una actuación decorosa porque el guión plantea solamente poner énfasis en la envidia de su colega para con ello, seguramente, contestar los duros “golpes” que le dieron en el otro canal.

Y por ello la historia resbala, porque se vuelve “vengativa”, quiere hacer quedar mal a como dé lugar a sus colegas. Sus historias paralelas simplemente siguen la trayectoria que las conduzca hacia la envidiosa cantante folklórica. No tienen “vida ni alma propia”, el inescrupuloso empresario es un mero títere en esta historia que, para colmo, muestran a su socio (Joaquín de Orbegozo), como un “aprendiz” de psicópata. Tan bajo es su historia que vemos a muchos de los personajes pasear de cama en cama, sin ton ni son.

Y eso sucede porque ya no hay más que contar en la vida de Dina Páucar. La historia hace rato que se término. Quedo en el baúl de los recuerdos, el que haya arrasado en sintonía hace cinco años atrás. Y es que ello sucedía porque el público deseaba saber como Dina triunfó en esta vida, por eso aceptábamos ver los primeros años en su pueblo (con una aceptable Mayela Lloclla), su lucha al llegar a la capital (con un agradable Luis Cáceres como uno de los pretendientes que engaña y embaraza a la cantante) para finalmente llegar a la gloria y al éxito deseado (con Magdyel Ugaz enseñando mediante sus gestos de mujer tímida e insegura que el nerviosismo queda de lado cuando Dina entra al escenario a cantar un tema y entretener a una muchedumbre descontenta porque su grupo favorito no llegaba al lugar del concierto, en aquella buena escena en un local de Ate). Y ¿Por qué recordamos todo eso?, para comprobar que la historia allí terminaba. El querer alargarlo simplemente tiene como alternativa, el oportunismo por pensar que así se obtenía buena audiencia o el querer contestar a su rival dentro del mundillo del folklore.

Pero allí no termina todo. Incluso para no “variar la costumbre” colocan a Marisol Aguirre personificando a un personaje con mezcla de Magaly y Gisela sin vida propia ni definida. (¿Otra vez, con lo mismo, y eso que no es Adrianzén ni Gómez quienes escriben los libretos?). Esta parte de la historia es insoportable y no se entiende que tiene que ver con Dina Páucar.

Por otro lado, la historia misma, sumamente simplista y carente de todo interés deja al descubierto la graves deficiencias actorales de muchos jóvenes que participan en esta serie.

En cuanto a las actuaciones, estas son de lo más irregulares. Carolina Infante podrá tener el perfil de Dina, pero no está para asumir un papel de mayor edad. Mientras Emilram Cosio sabe sacar adelante su personaje y demuestra que puede, no sólo ser el tonto de “el nene” sino también desempeñarse bien como el inseguro y celoso esposo de la cantante folklórica.

Esperemos que nuestros productores se hayan dado cuenta que la biografía de cantantes folklóricas tienen un inicio y un final, pero jamás una secuela porque su historia en las páginas de la vida, aún no ha terminado por escribirse y el hecho de querer alargar la historia sin sentido puede ocasionarles un serio revés como aquí ha sucedido. Lamentablemente, su rival en el canto también ha lanzado su secuela. Sólo esperemos que no sea para contestarle y “vengarse” por, en cierta forma, haberla dejado mal parada. Lo único que ocasionaría es que veamos después una Dina Páucar 3, 4, 5 y así sucesivamente. El televidente necesita mejores propuestas y no producciones con dosis de oportunismo y revanchismo innecesario. Simpatizo con Dina y hasta me gustan sus canciones, pero para continuaciones, creo que es más que suficiente. Los televidentes se lo agradeceremos.
(*) rmanrique@elinformanteperu.com

domingo, 9 de noviembre de 2008

VICTORIA: EL AMOR A LOS CINCUENTA


Lima, 09 Noviembre 2008, (Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Parecía que "Victoria" iba ser una más dentro de nuestra programación. No obstante el público percibió su interesante trama y la hizo suya desde el principio. Cosa que se demostró cuando fue la gran candidata para reemplazar a Magaly Medina y su exitoso programa de las nueve de la noche, salido de la programación de ATV, por los hechos por todos conocidos. Pero la sintonía de "Victoria" aumentó y hoy en día está entre los cinco programas más vistos de nuestra tele y dudo mucho que la sintonía decaiga, porque entra a sus capítulos cruciales y será una dura competencia para "Magnolia Merino" (otro oportunismo más de nuestros productores, so pretexto, por llevar la vida de la conductora Magaly Medina a la televisión, con el único propósito de colgarse de una imagen para lograr sintonía). En todo caso, por Eduardo Adriánzen (libretista de esa nueva miniserie), es que le daremos el beneficio de la duda y ya veremos como le va. Aunque, tal como van las cosas, en Frecuencia Latina, todo es mejor que el bodrio de "Dina Paúcar 2, la historia continúa", del cual hablaremos en breves días.

Pero vayamos a "Victoria", la gran historia de Bernardo Romero Pereiro, llevada a la pantalla anteriormente y del cual ya hemos hablado en otras oportunidades.

"Victoria" es una telenovela producida en Colombia por RTI para Telemundo (2007). Esta basada en la exitosa telenovela colombiana “Señora Isabel”, cuya historia original pertenece a Bernardo Romero Pereiro y adaptada por Jimena Romero.

La señora Victoria Santiesteban (Victoria Ruffo) cumple 50 años y está a punto de celebrar su 25 aniversario de casada con Enrique Mendoza (excelente Arturo Peniche), cuando descubre que su más grande amor le esté siendo infiel desde hace dos años con una mujer 20 años más joven que ella llamada Tatiana (Andrea López).

Esta noticia significa un duro golpe para Victoria quien decide anular cualquier celebración. Poco después debe enfrentar el hecho de ser abandonada por su marido, ya que Enrique decide irse a vivir con su amante. Victoria siente que su vida se hace pedazos, no se considera preparada para afrontar la vida sola, ella era una mujer que se había dedicado en cuerpo y alma a atender a su esposo y a sus tres hijos: Paula, de 22 años, Santiago, de 20, y Mariana, de 17 (muy bien Geraldine Bazán, Ricardo Abarca y Laura Perico).

Pero, no sólo Victoria tiene que pasar por el dolor de ver a su marido irse con otra mujer, sino que además es señalada por sus hijas de no haber sido capaz de retener a Enrique a su lado y obligarlo de alguna forma a buscar en otra parte lo que no encontraba en ella. Su único apoyo es Santiago, su hijo varón, quien siempre ha tenido una relación muy tensa con su padre.

Dentro de todos estos sentimientos encontrados y sin ni siquiera imaginarlo, llega a la vida de Victoria un joven de 34 años de edad, Jerónimo (un sorprendente Mauricio Ochmann), quien se enamora de ella y su lucha se convierte en demostrarle a Victoria que el tener 50 años no significa que la vida haya llegado a su final. Por el contrario, cualquier momento es válido para buscar la felicidad y la plenitud.

Sin quererlo, Victoria se va enamorando de este hombre maravilloso que desnuda su propia alma buscando la de ella. Al enterarse de lo que está sucediendo, Enrique decide retirarle por completo su apoyo económico y no devolvérselo hasta que no olvide esa absurda relación con el joven. Pero para Victoria no se trata de hacerlo por Jerónimo, sino por su propia dignidad. Es así como comienza a asumir su realidad y hacerse cargo de la responsabilidad de conllevar económicamente una casa, responsabilidad que nunca antes había tenido necesidad de asumir.

En "Victoria", Romero Pereiro encontró la fórmula perfecta para plasmar la vida de un amor en plena adultez. Aquí se deja de lado los amores juveniles para centrar la trama entre el romance de una mujer madura, madre de tres hijos, con un hombre menor que ella. Recordemos que la historia original, “Señora Isabel”, fue un éxito arrollador en su país natal (Colombia). Ello motivo, que en el año 1998, TV Azteca de México y la Productora Argos contrataran a Romero Pereiro para escribir la versión en telenovela de dicha serie que se llamó “Mirada de Mujer” que lo escribió junto con su hija, Jimena Romero Henríquez, la novela, protagonizada por Angélica Aragón y Ari Telch, se convirtió en un éxito de la televisión mexicana, y fue distribuida por cientos de canales en todo el mundo. Esta producción que tuvo buenos comentarios y un reparto de primera. Angélica Aragón, Fernando Luján, Ari Telch y una promisoria Bárbara Mori dentro del reparto, la convirtieron en una de las favoritas en el país azteca. Gracias a ello, Bernardo Romero Pereiro, estuvo un tiempo en México y escribió "Amar querer con alevosía" que estelarizaron Christian Meier y Bárbara Mori, así como la versión mexicana de "La juanas".

"Victoria" es una historia que apasiona por las vicisitudes de una mujer que ya entrada a lo cincuenta piensa que para ella, la vida ya cumplió. No obstante el amor llega a su vida en medio de los problemas propios de una madre con tres hijos a cuestas que entre la adolescencia y la madurez buscan su propia vida con diferentes resultados.

En "Victoria" destaca sus bellos decorados y lo bien estructurado de su guión. La adaptación de Jimena Romero agrada porque presenta interesantes diferencias con la trama original y porque la elección de los actores, unos más que otros, no defrauda en lo absoluto. Poco importa que Victoria y Jerónimo casi nunca se den un beso apasionado o la escena de la alcoba no sea más que "un apunte en el script". La historia es mostrada con solvencia y seriedad. Por momentos es lenta, pero no aburrida. La trama gira en tres aspectos importantes, el abandono conyugal, los problemas de los hijos y el ingreso de un amor inesperado. Por si fuera poco, sus historias paralelas son bien llevadas y atractivas porque se centran, en temas tan cotidianos pero siempre interesantes, como el embarazo inesperado, la atracción sexual hacia una mujer mayor y el mundo del vicio y las drogas.

Victoria Ruffo sabe llevar adelante su personaje, no se esfuerza demasiado porque el personaje es rico por los cambios de personalidad que afronta en varias etapas de la historia. El productor Hugo León Ferrer no muestra muchas escenas románticas y empalagosas porque la historia misma es tan atractiva que los besos y arrumacos poco importan. Porque se sienten y se perciben a través de la trama.

Sin duda, muy pocas han sido las producciones que han salido airosas en torno a ello. Se nos viene a la mente, por ejemplo "La Gata" (Tele Programas Acapulco, S.A., México, 1970), una excelente producción que se transmitía a la una de la tarde por América Televisión, en donde María Rivas (39 años) y Juan Ferrara (27), protagonizaban una historia de amor en donde los besos escaseaban, pero la historia misma la hacía grande y los arrumacos poco importaban, se sentían. Otro ejemplo de ello, en "Cristina Bazán" (Puerto Rico - 1978) donde "el puma" José Luis Rodríguez, en esos instantes, entregado al mundo evangélico, (inolvidable sus presentaciones en el Club PTL, en aquellos años), casi "ni la miraba" a su protagonista, Johanna Rosaly, porque en toda la telenovela apenas le dio un "sonoro" beso en el capítulo final. No obstante la historia fue todo un suceso. Años después "el puma" luego de dejar "las sagradas escrituras" volvió al mundo de las telenovelas estelarizando "El ídolo" (Puerto Rico - 1980), en las que de alguna manera "se vengó" y regreso "recargado" y protagonizando encendidas escenas de amor con su protagonista de turno, la bella Marilyn Pupo.

En "Victoria" no vemos ni lo uno ni lo otro, muy pocos son los besos apasionados y las escenas encendidas, pero el gran "feeling" que tiene la Ruffo con su contraparte Mauricio Ochmann lo hacen creíble, como en la lograda escena del tierno beso que Jerónimo le "roba" a Victoria en la casa de campo en sus primero capítulos.

Ochmann reaparece en nuestras pantallas luego de su deplorable actuación en "Marina", sin embargo aquí luce muy bien y levanta la trama, sobretodo en sus primero capítulos, no tendrá el garbo de Ari Telch (protagonista de la versión mexicana), pero saca adelante a un personaje que en otros tiempos sería ideal para un Julio Alemán o un Braulio Castillo, por supuesto, jóvenes y con menos años a cuestas. Pero Ochmann se defiende y sale airoso.

Sin duda, esta historia de Romero Pereiro, a lo largo de la historia de las telenovelas, ya había sido visto anteriormente, ya sea plasmada como una trama secundaria o formando parte de una de las llamadas "telenovelas sociales", creadas para sensibilizar a las personas sobre determinado aspecto de la vida diaria (el romance de una mujer madura con uno más joven, los sufrimientos de una madre, el conflicto con los hijos, el embarazo inesperado, entre otros).

Hay varios ejemplos que vale la pena recordar, como en "El amor tiene cara de mujer" (Tele-programas Acapulco, S.A., México, 1971), donde la abnegada Laura Valdez (Silvia Derbez) es la esteticista del Instituto Lucy Escala, que termina compitiendo en amores y en belleza con su hija Bertha (Gloria Leticia Ortiz) quien siente celos al ver como hasta sus mejores amigos prefieren el talento, la simpatía y la belleza de su madre.

Nos viene a la memoria, también "La señora de Cárdenas" del gran José Ignacio Cabrujas (Radio Caracas Televisión, Venezuela, 1976) donde la talentosa Doris Wells sufría a más no poder, por culpa, de su irresponsable e infiel esposo, Rodolfo (Miguelángel Landa). No olvidamos esta telenovela, de irregular sintonía en el Perú, pero que tenía sus adeptos debido a la gran actuación de Doris Wells. A propósito el final de Enrique Mendoza en "Victoria" es muy parecido al de Rodolfo Cárdenas en esta telenovela.

Como se observa, nada es nuevo dentro del mundo telenovelero, pero sin duda “Victoria” constituye un acierto para Telemundo porque funciona en todas partes. Aquí en el Perú, por ejemplo, ninguna de las anteriores versiones de Romero Pereiro tuvo tanto éxito.

Dentro del reparto es bueno destacar la participación de los actores peruanos, Javier Delguidice y Diana Quijano quien se consolida dentro de las producciones de Telemundo. Los hijos de “Victoria” es otro de los aciertos pues estuvieron muy bien escogidos, destacando Geraldine Bazan quien se consolido en un rol muy interesante. El papel de madre joven lo recordara mucho la actriz porque meses después anunció su embarazo y su relación con el actor mexicano Gabriel Soto. Sin duda, esta vez la Ruffo tuvo muy buenos actores a su lado, a diferencia de “La Madrastra” (su anterior producción) donde sus “hijos” eran tan desconocidos como desabridos. Noten por ejemplo que luego de esta producción uno de los “hijos” de “Victoria” enrumbó a México y hoy figura dentro del elenco de “Un gancho al corazón”, la nueva producción de Televisa que vemos con agrado a través del cable y del que hablaremos próximamente. El joven Ricardo Abarca es ahora uno de los "hijos" de Mauricio (Sebastián Rulli) en dicha historia.

Mención aparte merece Arturo Peniche muy bien como Enrique Mendoza. Fue el soporte principal para que la historia se consolide ofreciendo como siempre, una destacada actuación. Y aunque su final no fue como en sus anteriores versiones, Peniche estuvo genial.

Por otro lado, la adaptación de esta producción fue muy sólida destacando además el buen trabajo en la dirección artística. Aquí queda demostrado como, con un poquito más de imaginación, se puede adaptar un "éxito" a nuestros tiempos sin necesidad de protagonismo exagerado, fantasía a granel ni mucho menos apelar a “glorias” de la actuación para maquillar una trama que con buenos argumentos se defiende por sí sola, como es el caso de “Fuego en la sangre” (de gran éxito en México, pero muy irregular en otras partes del mundo y del que también hablaremos en unos días).

“Victoria” gusta y atrapa televidentes. Con ello, le “salvó la vida” a ATV que luego de los problemas por los que pasa su estrella Magaly Medina, encontró el reemplazo perfecto para su horario estelar. Y es que sin duda alguna estamos ante una de las buenas producciones de este año.
(rmanrique@elinformanteperu.com)