Buscar este blog

domingo, 23 de septiembre de 2012

UN REFUGIO PARA EL AMOR: MODERNA ADAPTACIÓN SOBRE HISTORIA DE DOMÉSTICAS

Llega a su final en México "Un refugio para amor", una propuesta dinámica y muy acorde a nuestros tiempos y que revitaliza las trilladas historias sobre empleadas domésticas.

Lima, 23 Septiembre 2012, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Llega a su final, en México, "Un refugio para el amor" una propuesta agradable que concitó atención inusitada en el país azteca toda vez que se propala en el horario de la tarde y tuvo tal cantidad de seguidores que se ha programado su final para este domingo en la capital mexicana. Como se sabe, Televisa siempre destina ese horario a sus telenovelas más exitosas.

Esta producción mexicana es realizada por Ignacio Sada Madero y constituye una readaptación de la recordada telenovela venezolana "La Zulianita" producida por Venevisión en 1977 y protagonizada por Lupita Ferrer y José Bardina.

Esta historia original pertenece a Delia Fiallo, es adaptada por Georgina Tinoco y Nora Alemán, y está protagonizada por Zuria Vega y Gabriel Soto, con las participaciones antagónicas de Jessica Coch, Laura Flores, Frances Ondiviela, Humberto Elizondo, y la actuación estelar de Brandon Peniche y de los primeros actores Roberto Blandón y Luz María Jerez.

LA HISTORIA

Luciana, (Zuria Vega) es una bella y alegre muchacha que vive junto a su padre Galdino, (José Carlos Ruiz), su madre Paz, (Zaide Silvia Gutiérrez) y su hermano Lorenzo, (Erick Díaz), en pueblo San Francisco el Alto. La vida familiar es feliz y tranquila hasta que Galdino fallece y deja a su viuda y dos hijos desamparados, además Luciana tiene que lidiar constantemente con el acoso de Don Aquiles, (Humberto Elizondo). Para sacar adelante a su madre y hermano y escapar de Don Aquiles se marcha a la Ciudad de México aceptando un empleo en el bar "El Infierno", donde se reencuentra con una amiga de la infancia, Violeta, (Aleida Núñez). Pero las cosas empiezan mal para la joven ya que una noche un cliente intenta propasarse con ella, pero Luciana se defiende rasguñándolo en la cara. Rodrigo Torreslanda, (muy bien Gabriel Soto), un joven empresario atractivo y mujeriego la defiende, pero ella termina en la delegación.

El destino hace que Luciana se cruce con Claudio Linares, (David Ostrosky), un abogado de oficio y enemigo de Maximino Torreslanda, (Roberto Blandón), padre de Rodrigo y quien lo mandara a la cárcel por 20 años. Claudio Linares libera a Luciana, entonces su amiga Estelita (Yula Pozo), como ella pierde su empleo en el bar, gracias a su hermana Matilde, (Maricruz Nájera), le brinda uno nuevo como sirvienta en casa de la familia Torreslanda, allí también se encarga del cuidado del joven Patricio, (muy bien Brandon Peniche), hermano menor de Rodrigo y cuadrapléjico desde que sufriera un accidente mientras escalaba una montaña en compañía de su hermano. Patricio empieza a sentir gran aprecio y cariño por Luciana al igual que Hannah, (Ilean Almaguer), hermana de ambos que también le toma gran aprecio y la considera como un familiar más. Pero la madre de todos ellos, Rosa Elena Torreslanda, (impecable Laura Flores) le toma aversión a la muchacha desde el primer momento ya que la encuentra muy parecida a una persona que en el pasado le hizo la vida imposible y de quien se sintió celosa, Aurora Linares, (breve aparición de Nora Salinas), esposa del licenciado Claudio Linares.

Pero la gran sorpresa que experimentará Luciana será su reencuentro con Rodrigo, el mayor de los hermanos, y al darse cuenta que éste fue el mismo joven que la defendió durante el pleito en el bar se enamora profundamente de él. Rodrigo está comprometido con Gala, (Jessica Coch), una exitosa editora de revistas que se siente celosa de Luciana ya que piensa que le puede quitar a Rodrigo. Entre Rodrigo y Luciana surge una fuerte conexión que instantáneamente se convierte en amor, pero el gran secreto que guardan los Torreslanda puede destruir este amor naciente, así como el secreto del trabajo de Luciana en "El Infierno", los problemas con Rosa Elena y el verdadero origen de la joven que su madre guarda dolorosamente, los cuales podrían resquebrajar la felicidad de Luciana y Rodrigo e impedir que vivan su amor libremente.

UNA EVOCACIÓN PARA "LA ZULIANITA"

Hay producciones que, por uno y otro motivo, siempre queda en la mente de una persona. Este es el caso de "La Zulianita" producción venezolana que transmitió Panamericana Televisión a finales de los 70´s. Esta producción tenía la particularidad de devolvernos nuevamente a Lupita Ferrer y José Bardina como la pareja ideal de una historia que cautivaba no sólo por sus protagonistas, sino porque tenía a una villana memorable como la gran Chelo Rodríguez. No importaba que sus locaciones fueran muy austeras debido a que grababan dentro de un estudio de televisión, a veces tan irrisoria como el ver en bikini a la Rodríguez junto a Bardina en una supuesta escena en la playa cuando todos sabíamos que ambos estaban dentro de un estudio cerrado. Era algo tan propio en esos años que eso no importaba. La química de la pareja, unos villanos memorables y algunas desgarradas escenas lograban ese tono tan perfecto dentro del embrujo que causaba verlo a través del "glorioso" blanco y negro.

Pues bien "La Zulianita" tuvo muchas versiones. Ya mucho se ha hablado de ello. Pero dos son las que más captaron la atención internacional, “María de nadie”, telenovela realizada por Crustel S.A., en el año de 1986 y protagonizada por una estupenda Grecia Colmenares y Jorge Martínez, de regular aceptación en el Perú, y la otra "Morelia", tan criticada en las redes sociales, pero que en nuestro país le fue muy bien en el horario de la una de la tarde. Incluso, muchas veces llegaba a estar entre los tres primeros lugares de sintonía en el Perú. Por cierto, José Enrique Crousillat contó una vez que le propuso a Diego Bertie protagonizar esta historia, pero el actor la rechazó. Sin duda, de esa producción quien  impactó tremendamente fue Cecilia Bolocco en la que resulta, hasta ahora, una de las dos mejores interpretaciones de esa memorable villana que creó Delia Fiallo para Chelo Rodríguez quien también brilló en dicho rol. Y es que, a pesar de los miles de cuestionamientos que podemos tener de “Morelia”, sin duda la chilena impactó por su gran caracterización.  Lo cierto es que "La Zulianita" nunca ha tenido una copia fiel. Sus posteriores versiones fueron adaptaciones y esta producción mexicana tampoco es la excepción.

MODERNA PRODUCCIÓN SOBRE DOMÉSTICAS

Pues bien vayamos a “Un refugio para el amor”. Sin duda, esta producción tiene la particularidad de tener una narrativa discreta, pero efectiva. El acierto de esta readaptación radica en que propone una temática diferente a lo que es la clásica historia de la provinciana que llega a la capital en busca de trabajo y se enamora del joven de la casa. Aquí todo está adaptado a nuestros tiempos. Luciana es una chica humilde con todas las características que debe tener este tipo de personajes, pero carece de esa inocencia boba que se le imprimía en otras épocas. Además sus familiares también sucumben al amor, pero en lo absoluto tienen esos perfiles que tanto se incidía en los 60´s y 70´s.

Si uno observa esta telenovela observará que es lenta en su contenido narrativo, sus intrigas son limitadas, pero ello no hace que su interés decaiga: Todo lo contrario y es que lo interesante de su contenido radica en la fuerza interpretativa de la villana de la historia y el diálogo intenso entre alguno de sus personajes.

Es de alabar la muy buena adaptación de Georgina Tinoco y Nora Alemán que han tomado mucho de “La Zulianita”, pero convirtiéndola en una moderna historia de amor entre el niño de la casa y su sirvienta, mucho más intensa y más dinámica. A ello contribuye también las escenas en exteriores con unos bellos paisajes naturales que se muestra en todo su esplendor cuando se produce el accidente de Patricio. Así como jamás olvidar que a pesar de su tinte moderno, esta Luciana tiene que tener todas las características natas de una provinciana como el acierto de la exagerada pronunciación de la "Ch" como lo hacen en el estado de Chihuahua y que le da un tono de realismo al personaje.

La producción de Ignacio Sada ha logrado encantar a muchos porque plantea temas tan gastados pero modernizando su contenido a nuestra realidad actual. La historia convence porque tiene una villana de lujo como Laura Flores quien aparece como una madre posesiva y neurótica. Una beata convencida de que sus maldades son en beneficio de sus hijos. El perfil de Rosa Elena Torreslanda tiene mucho de Inés Caride interpretado por la gran Carola Duval en “Simplemente María" (Perú, Panamericana Televisión, 1969), tan egoísta, amargada y perversa, por dentro, pero manteniendo siempre su status de gran señora.

Y es que esta versión de “Un refugio para el amor”, especialmente, cuando Luciana es la empleada doméstica de los Torreslanda, hace recordar a grandes actrices peruanas que con su esfuerzo interpretativo y el talento de fallecidos productores peruanos convirtieron a las producciones nacionales de los 60´s en las favoritas de toda América. Por ejemplo la entrada de Luciana a esta gran mansión y su primer desencuentro con su patrona Roselena rememora a la gran Gloria Travesí reprendiendo severamente a nuestra inmortal “Natacha” (Perú, Panamericana Televisión,1970). Y es que si bien, en la idea central del guión prima la historia de Delia Fiallo, tampoco debemos desconocer que esta trama mexicana tiene dos partes bien definidas, la historia de Luciana como doméstica junto al acercamiento con el amor de su vida y el posterior ascenso de ella gracias al dinero de su padre y la desaparición de su hijo que la convierte en un pálido reflejo de lo que alguna vez vimos en “Los ricos también lloran” (Televisa-1979).

Dentro del grupo de actores no podemos obviar lo bien que actúa Gabriel Soto que, a no dudar, es uno de los galanes obligados de Televisa. Ha madurado como actor y muchas veces levanta la escena con alguna de sus compañeras gracias a su fuerza interpretativa. Otra promesa hecha realidad es Brandon Peniche quien ya había ofrecido sus dotes actorales como villano en “Ni contigo, ni sin ti”, (Televisa-2011), pero aquí como el bondadoso hermano, postrado a una silla de ruedas, logra convencer que estamos ante un actor con mucho talento.

La telenovela sufre un descenso en interés cuando se produce la desaparición del niño de Luciana. Pareciera que esa parte de la trama es alargada para aprovechar el éxito de la historia. Lástima que Zuria Vega carezca de esa simpatía nata y hasta sea demasiado “dura” para lograr convencernos que sufre por su hijo. Años luz está de la interpretación que hicieran tanto Verónica Castro como la misma Thalia. Si Zuria llega a compenetrarse con el personaje es que belleza no le falta además de tener un buen compañero a su lado, pero nunca llega a convencernos como la “Martha María” original interpretado por Lupita Ferrer (La Zulianita- Venevisión- 1977).

Por cierto, el personaje de Jessica Coch es una villana decorativa y tampoco tiene el lucimiento que debe tener este personaje. Pueda que se sienta opacada por el gran trabajo de Laura Flores quien termina desdibujando a su compañera en villanía.

Un apunte final, el tema de la telenovela interpretado por Alexander Acha, "Amor Sincero", es otro de los aciertos pero cuando hicieron ingresar a Zuria Vega para que lo cante a dúo, se desdibujó tremendamente porque la actriz sencillamente no canta. Una pena que los mexicanos no olviden esos años 80´s donde nos endilgaban toda clase de, dizque, cantantes que sencillamente terminaban haciendo el ridículo.

Con todo, “Un refugio para el amor” terminó convenciendo que la historia sobre empleadas domésticas, bien trabajadas, nunca pasará de moda. Lo cierto es que está producción interesó por su atractiva propuesta y sobretodo porque a través de sus diálogos y escenas recordamos las grandes producciones peruanas que lograron interesar hasta al propio México. Una pena que aquí sigamos con esas ideas localistas y no reparemos en algo diferente. Se intentó con “La Tayson, corazón rebelde”, (Perú, Frecuencia Latina, 2012), pero nunca logró el despegue efectivo, ahora que en Televisa aún no está descartado realizar una nueva versión de “Simplemente María”, esperemos que siquiera se acerque a la gran versión peruana que todavía es bien recordada por público y crítica en general.

FICHA TECNICA

Título: Un refugio para el amor
País: México
Año: 2012 (Continúa emitiéndose en la televisión mexicana). Su final es hoy domingo 22 de septiembre del 2012.
Reparto: Zuria Vega y Gabriel Soto, Jessica Coch, Laura Flores, Frances Ondiviela, Humberto Elizondo, Brandon Peniche, Roberto Blandón, Luz María Jerez, David Ostrosky, Aleida Núñez, Ilean Almaguer, Tania Lizardo, Paul Stanley, José Carlos Ruiz, Angelina Peláez, Socorro Bonilla, Erick Díaz, Lucia Guilmain, Harry Geithner, Claudio Báez, Maricruz Nájera, Oscar Bonfiglio, Nora Salinas y Yula Pozo.
Historia Original: Delia Fiallo.
Adaptación: Georgina Tinoco y Nora Alemán.
Productor Ejecutivo: Ignacio Sada Madero.
Tema de Entrada: Amor sincero
Interprete: Alexander Acha.
Emisión Cable: Canal 10 de Cable Mágico y 226 de DirecTV.
Emisión Señal Abierta: Aún se desconoce si será estrenada en el Perú. Los derechos como de todas las producciones de Televisa, las tiene América Televisión.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

sábado, 22 de septiembre de 2012

ESTRENAN LA CANCIÓN PRINCIPAL DE "MI AMOR EL GUACHIMÁN", NUEVA PROPUESTA DE MICHELLE ALEXANDER

"Mi amor, el guachimán", nueva propuesta de Michelle Alexander que se estrena este primero de octubre por América Televisión.

Lima, 22 Setiembre 2012, (El Informante Perú).- Faltando poco para su estreno, ya se puede conocer el videoclip promocional de “Mi amor, el guachimán”, la nueva propuesta de Michelle Alexander que tiene como argumento principal el romance de Catalina, una joven de la alta sociedad (María Grazia Gamarra), con un guachimán (Christian Domínguez), y que será estrenada por América Televisión, este primero de octubre en lugar de "La Faraona" que llega a su final.

Michelle Alexander nos presenta esta vez a un humilde pescador, que al llegar a la capital y no encontrar empleo trabaja como agente de seguridad, este oficio conocido por todos por el apelativo de guachimán..

Durante su labor conoce a Catalina quien empieza detestándolo, pero con el correr de los capítulos este poco acercamiento se convertirá en amor.

El personaje antagónico recae en Yaco Eskenazi. El actor dará vida a Aurelio Gargurevich, el enamorado de Catalina. Mientras Laly Goyzueta (Irma), Paul Martin (Agustín), Norka Ramírez (Pilar) y Daniela Sarfaty también forman parte del elenco de actores.