jueves, 28 de febrero de 2013

"ESCOBAR, EL PATRÓN DEL MAL" TRIUNFÓ EN LOS PREMIOS INDIA CATALINA 2013

Escobar, el patrón del mal, es una de las producciones colombianas más sintonizadas en nuestro país. Recientemente ganó varios premios en los Premios India Catalina 2013 en Cartagena.


Cartagena, Colombia, 28 Febrero 2013, (Especial para El Informante Perú).- Un total de 24 estatuillas recibidas el pasado sábado 23 de febrero, consolidaron a Caracol Televisión como el gran ganador en los Premios India Catalina 2013 en Cartagena, Colombia. Escobar, el patrón del mal, Rafael Orozco, el ídolo, ¿Dónde carajos está Umaña?, fueron las producciones que gracias a su calidad salieron galardonadas en el evento.

“Para Caracol Televisión es importante que además del reconocimiento que tuvimos el año pasado del público, también recibamos el respaldo de la industria, lo cual nos da señales de que vamos por el camino correcto”, aseguró Dago García, Vicepresidente de producción y contenido.

Las categorías en las que Caracol Televisión triunfó fueron:

Mejor Telenovela

Rafael Orozco, el ídolo - Caracol Televisión

Mejor Director de telenovela

Rafael Orozco, el ídolo – Andrés Marroquín y Unai Amuchástegui

Mejor historia y libreto original de telenovela

Rafael Orozco, el ídolo – Arleth Castillo

Mejor adaptación de obra literaria o libreto para telenovela, serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal – Juan Camilo Ferrand

Mejor actriz protagónica de telenovela

¿Dónde carajos está Umaña? - Marcela Carvajal

Mejor actor protagónico de telenovela

¿Dónde carajos está Umaña? - Diego Trujillo

Mejor actriz de reparto de telenovela

¿Dónde carajos está Umaña? - Alexandra Restrepo

Mejor fotografía de telenovela

Rafael Orozco, el ídolo – Juan Carlos Morelo y Diego Forero

Mejor arte de telenovela

Rafael Orozco, el ídolo - Diego Guarnizo y Germán Lizarralde

Mejor banda sonora de telenovela

Rafael Orozco, el ídolo – Carlos Agüera

Mejor serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal

Mejor director de serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal – Carlos Moreno y Laura Mora

Mejor actriz protagónica de serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal - Cecilia Navia

Mejor actor protagónico de serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal - Andrés Parra

Mejor actriz de reparto de serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal - Vicky Hernández

Mejor actor de reparto de serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal - Christian Tappan

Mejor fotografía de serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal – Ricardo Torres y Alfredo Ruiz

Mejor arte de serie o miniserie

Escobar el patrón del mal – Diego Guarnizo y Germán Lizarralde

Mejor edición de serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal – Sandra Rodríguez

Mejor banda sonora de serie o miniserie

Escobar, el patrón del mal – Yuri Buenaventura

Actriz o actor revelación del año

¿Dónde carajos está Umaña? - Erick Cuellar

martes, 26 de febrero de 2013

RECUERDOS DE CARMEN MONTEJO

Falleció Carmen Montejo. Una leyenda del cine, teatro y la televisión.

Lima, 26 Febrero 2013, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Partió Carmen Montejo. La recordada actriz de origen cubano falleció en su casa de Ciudad de México a los 87 años de edad.

Carmen Montejo, cuyo nombre verdadero era María Teresa Sánchez González, nació en Pinar del Río (Cuba) el 26 de mayo de 1925 y desde temprana edad comenzó trabajar en radionovelas en la isla, donde se le llegó a llamar "La Shirley Temple de Cuba".

A los nueve años de edad, descubrió la biografía de la actriz inglesa Sara Bernhardt, cuya carrera la influyó a lo largo de su vida, de tal forma que, a partir de ese momento, se dedicó a la actuación a pesar de que su familia no estuvo de acuerdo.

Desde sus primeros años demostró sus cualidades histriónicas, cuando comenzó a bailar y cantar en estaciones radiales de la isla, donde obtuvo su primer sueldo de dos dólares en el programa Abuelita Cata, que se transmitía por la CMOX de Cuba.

CARMEN MONTEJO EN EL CINE

La actriz incursionó en el cine en 1943 con la película Resurrección, bajo la dirección de Gilberto Martínez Solares, para luego ser solicitada por el realizador Chano Ureta en una de sus películas.

Fue Ureta, quien decidió cambiarle el sobrenombre que tenía primeramente, 'Muñeca Sánchez' por el de 'Carmen Montejo', nombre que surgió curiosamente, cuando le comentó al cineasta que vivía frente al hotel Montejo.

Con 76 películas en su historial, la actriz trabajó con los más importantes cineastas de México, como: Roberto Gavaldón, Ismael Rodríguez, Gilberto Martínez Solares, Alberto Gout, Emilio Fernández, Luis Alcoriza y Fernando Méndez, con quienes protagonizó algunos de los más importantes clásicos del cine mexicano como: La Sospecha, En la Palma de tu Mano, El Vampiro y Nosotros los Pobres, entre otras.

Asimismo, incursionó en el llamado nuevo cine mexicano de los setenta, dirigida por cineastas como Jorge Fons en Los Cachorros, por Sergio Olhovich en Coronación y por Luis Alcoriza en Presagio.

Durante su paso por el cine mexicano trabajó en más de medio centenar de películas de la época de oro del cine mexicano al lado de figuras como Pedro Infante, Emilio Fernández, Arturo de Córdova, Pedro Armendáriz y con el recientemente fallecido Joaquín Cordero.

En 2005 recibió un homenaje en el emblemático Palacio de Bellas Artes con motivo de su cumpleaños número 80 y su contribución al cine, el teatro y la televisión de México.

Recientemente, la actriz no pudo asistir a un homenaje que la obra teatral “El efecto de los rayos gamma” hizo en su honor.

CARMEN MONTEJO Y LAS TELENOVELAS

La actriz nacionalizada mexicana trabajó en muchas telenovelas producidas en dicho país, entre las que destacan "Cuna de lobos" y "El maleficio". A mediados de los 80 participó en la serie "Tres Generaciones" al lado de Angélica María y Sasha, la cual duró una larga temporada al aire en el país azteca.

Los años subsecuentes siguió actuando en telenovelas, como: "Te sigo amando "(1997), Serfín (1999), Amigos x siempre (2000) y Aventuras en el tiempo (2001), entre otras.

En 2006, cumplió 70 años de carrera artística y asegura que no se va a retirar del medio que le ha dado tantos triunfos. Al año siguiente participó en la telenovela "Amor sin maquillaje". Posteriormente en el 2009 actuó en "En nombre del amor" que terminó siendo su última telenovela.

RECUERDOS DE SUS TELENOVELAS

A Carmen Montejo se le recordará por varias de sus interpretaciones a través de innumerables telenovelas desde "El retrato de Dorian Gray" (1969) como la imperturbable Lady Wooton, también en "Paloma" (1975) como la sufrida Gloria Estrada.

Imposible dejar de olvidarla como la manipuladora Cristina Otero en "Pecado de amor" (1978), o como la bondadosa doña Emilia en "El maleficio" (1983).

También como Esperanza Mandujano en "Cuna de Lobos" (1987) y hasta la ambiciosa Paula Garza vda. de Torres Quintero en "Te sigo amando" (1998).

Sin embargo uno de sus últimos papeles más recordados fue en "Amor sin maquillaje", un melodrama corto que celebraba los 50 años de las telenovela mexicana y donde da vida a Verónica vda. de Velásquez, aquella imperturbable mujer quien recuerda con nostalgia al esposo fallecido (Ricardo Blume). Su último papel fue como Madeleine Martelli en la telenovela "En nombre del amor" (2009).

Hasta siempre Carmen Montejo.

domingo, 24 de febrero de 2013

CORONA DE LÁGRIMAS: AMOR MATERNAL

Culmina en México "Corona de lagrimas", una interesante historia que aún la puedes seguir vía América Televisión en el horario de las 3 de la tarde.


Lima, 24 Febrero 2013, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- América Televisión viene emitiendo los primeros capítulos de "Corona de lagrimas" melodrama que hoy finaliza en México y que ha resultado muy exitosa en la capital azteca, merced a su buen argumento y a un sólido casting que ha logrado mantener una aceptable sintonía en varios países, incluido el Perú.

"Corona de lágrimas" es una telenovela mexicana producida por José Alberto Castro para Televisa. Está protagonizada por la actriz Victoria Ruffo, con las participaciones antagónicas de Ernesto Laguardia, Adriana Louvier y Alejandro Nones. Además cuenta con las actuaciones protagónicas de Maribel Guardia, África Zavala, José María Torre y Mane de la Parra. Esta telenovela es una re-adaptación de su homónima, producida por Valentín Pimstein para Telesistema Mexicano (hoy Televisa) en 1965.

AMOR MATERNAL

Cuando Refugio (Victoria Ruffo) y sus tres hijos, Patricio, Edmundo e Ignacio son echados de su hogar, por azares del destino llegan a la ciudad de México, donde inician una nueva vida.

Dieciocho años después, ya se han establecido en un pequeño departamento en una zona popular del Distrito Federal. Ella tiene un trabajo modesto, y aunque padece graves problemas de la vista, no cuida su salud por atender las necesidades de sus hijos. Patricio (Alejandro Nones), estudia Leyes y sueña con un futuro cómodo y próspero; Edmundo, (José María Torre), estudia Medicina y es un alumno brillante aunque indisciplinado, e Ignacio, (Mane de la Parra) sólo pudo terminar la secundaria porque trabaja en un taller mecánico, para ayudar a su mamá a pagar los gastos de la casa y los estudios de sus hermanos.

Patricio se ha hecho novio de Lucero (África Zavala), hija de Julieta, (Maribel Guardia), quien los hospedó cuando llegaron a la ciudad, pero al poco tiempo, la rechaza cuando conoce a Olga, (Adriana Louvier en buena actuación), una muchacha voluble cuya fortuna lo deslumbra, lo que lo lleva a avergonzarse de su familia y a mentir sobre su origen, llegando al extremo de negar a su madre. Olga comienza a dudar de las mentiras de Patricio, por lo que lo espía y descubre que vive muy modestamente. Expuesto, él le miente de nuevo diciéndole que Refugio fue su nana, y como padece una enfermedad mental, tiene que cuidarla. Ella lo admira por caritativo. Luego, Edmundo comienza a cortejar a Lucero, lastimando sin querer a Ignacio, quien la amaba en secreto; y Refugio trata en vano de hacer que Patricio entienda que con Olga nunca será feliz.

Olga pide a su padre, el jurista Rómulo Ancira (Ernesto Laguardia en gran actuación), emplear a Patricio en su bufete jurídico. Como el padre está harto de los caprichos de la hija, accede y pronto anuncia su compromiso matrimonial. A raíz de su boda, Patricio se distancia totalmente de su madre y sus hermanos. Cuando Refugio intenta acercarse a Olga para recuperar el cariño de su hijo, sólo recibe humillaciones. Esto le gana pleitos con Edmundo e Ignacio. Luego, Patricio se entera que su padre no es el mismo que el de los otros, acusa a su madre de infiel y le exige no volver a acercársele nunca más.

CUIDADOSO MELODRAMA

"Corona de lágrimas" es una de las historias considerada clásica dentro de la televisión mexicana, fue una exitosa radionovela de los años 60 que tuvo tanto éxito que llegó al cine y a la televisión. Su autor Manuel Canseco Noriega, escribió todo un melodrama pensando en los sufrimientos y avatares por las que pasan algunas madres por culpa de sus hijos.

A pesar de ser una de las tramas más recordadas dentro del mundo de las telenovelas. Su historia solamente ha tenido dos adaptaciones, una telenovela y una película. Hasta el momento Prudencia Grifell, es la actriz más recordada por su brillante interpretación en la versión original donde sí resaltaba, a más no poder, los sufrimientos de una madre que veía con dolor cómo sus hijos se perdían en un mundo de corrupción y violencia.

Recordemos que la radionovela también fue protagonizada por la notable Prudencia Griffell. Al llevarla a la televisión, el productor, Valentín Pimstein, con buen ojo, insistió en que el estelar sea para esta gran actriz porque su triunfo radiofónico lo exigía. Griffell tenía 84 años de edad cuando estelarizó “Corona de lágrimas”, apenas se podía mover y fue asombroso todo su trabajo escénico. El aplauso fue unánime para tan tremenda actuación. Posteriormente se hizo una película con una actriz que si bien no tenía la edad de la Griffel, si lo realizó tan eficientemente que el resultado fue apoteósico. Lo estelarizó Marga López.

Si bien la historia de Canseco Noriega es una de las primeras en destacar el amor maternal en telenovelas, anteriormente ya Sara García y la misma Libertad Lamarque habían ofrecido al público interpretaciones impactantes de madres abnegadas y sufridas en el mundo del cine en donde las lágrimas no podían estar ausente.

Si "Corona de lágrimas" hubiera mantenido ese perfil melodramático de antaño, tal vez el éxito sería mayor a pesar que las críticas estarían a la orden del día por mantener una historia tan al borde de las lágrimas, pero su guionista, Jesús Calzada recrea estupendamente ese mundo familiar adaptándola a nuestros días donde los sufrimientos están presentes aunque con moderación inventado unos personajes más acorde al tiempo actual y colocando unos villanos que llegan al borde de la perfección con lo que el interés nunca decae.

LA ESTRELLA: LA MADRE

Ahora bien, queda claro que la estrella de esta historia es la abnegada madre y como, alguna vez, vimos a Angélica María interpretar un papel parecido en "Bendita mentira" (Televisa-1996), ahora toca el turno a otra de las estrellas mexicanas, Víctoria Ruffo interpretar un papel muy difícil, en su concepción, porque tiene que convencer a la teleaudiencia que sufre por amor a sus hijos.

Lo malo es que este papel, realmente, es para una mujer con todas las características faciales que el papel exige y, por supuesto, con más años a cuestas por el realismo y la crudeza que debe haber tanto en la expresión como en la interpretación. Como sucedió, en el pasado, en "Soledad" (Televisa-1980), protagonizada por Libertad Lamarque y con la misma "Corazón de madre" (Venezuela-1970) protagonizada por la gran Amalia Pérez Díaz. En el Perú alguna vez otra grande como Elvira Travesi convencía a raudales como madre sufrida en cuanta teleserie producía Panamericana Televisión en los años 60.

Lástima que ahora no exista ese prototipo de madre dentro de nuestras actrices actuales. Tal vez, la única que quede de esa época de antaño, es Silvia Pinal quien ya lo hizo aceptablemente en "Soy tu dueña" (Televisa-2010).

Sin duda, la Ruffo ya tiene experiencia con papeles de este tipo porque a lo largo de su carrera la hicieron "crecer" obligatoriamente al darle papeles maduros cuando aún era jovencita. Ahora le llega el momento de interpretar este papel en una época con tantos cambios de identidad que muchos podrían cambiar de canal al no soportar ver llorar a la Ruffo por todos los problemas por las que pasan sus dos hijos mayores, tan irresponsables a más no poder, pero como "madre hay una sola", ella aguanta sufrimientos, problemas, enfermedad y hasta cachetadas porque inevitablemente ese es el cliché de toda la historia.

Es que, el personaje de Refugio resulta indigno para una mujer de hoy. Dándolo todo por los hijos y sin carácter para enderezarlos. Si nosotros estuviéramos ante una copia fiel del original, nos daría ganas de entrar a la pantalla y agarrarla a cachetadas para que reaccione porque, en parte, mucha de las culpas la tiene ella. No obstante nada sucede porque los diálogos y las escenas son simples, pero convincentes y finalmente la Ruffo termina saliendo adelante ayudada por un guión sólido y unos actores, algunos más que otros, que no desentonan.

Y es aquí donde se nota el talento de Jesús Calzada al presentar una historia donde las tragedias son moderadas y los sufrimientos tiene un efecto y clímax, pero todo bien delineado donde la exageración es mínima comparada con la versión original. La Ruffo no llega a convencernos como madre sufrida como tampoco nos convencía, en su tiempo, Angélica María, pero la actriz es experta en estos menesteres. Por ejemplo, noten como sucumbe al momento de llorar casi fingidamente por los problemas de sus hijos, pero cuando la escena requiere de esa fuerza interpretativa que solo actrices con la experiencia de la Ruffo poseen, como al momento de enfrentarse a "Rómulo Ancira", el resultado es sumamente convincente, al igual cuando ingresa a trabajar como nana de Olga donde los diálogos y la actuación de la Ruffo producen el efecto deseado.

Eso sí, en Televisa tienen claro que la historia jamás tendría éxito si los villanos no están bien delineados. Y aquí a pesar que Victoria Ruffo es la estrella, los aplausos se los llevan Ernesto Laguardia y Adriana Louvier quienes son los más destacados de esta producción.

Ya Laguardia había mostrado sus grandes dotes para la actuación en "Mundo de fieras" (Televisa-2008). Hoy en un rol diferente luce convincente. Es un pedante, malcriado, soez y déspota abogado que destruye a su propia familia y marca la vida de su hija para siempre. Los diálogos con Refugio y su forma de tratar a la gente son prueba de su convincente rol. Un personaje que ayuda mucho a la concepción de la historia y que jamás despega sólo, sino que logra encumbrar a sus otros pares provocando que nunca se sienta un desgaste por la trama.

Por su parte Adriana Louvier se luce como "Olga", algo muy distinto a lo que realizara, en el pasado, Evita Muñoz "Chachita". Recordemos que en la versión original, Olga es una millonaria gorda y altanera donde "Chachita", sí que se lució en un papel muy diferente al que nos tenía acostumbrado. En el original, Olga muere víctima de una enfermedad incurable arrepentida de sus actos. La escena fue de lo más lacrimógena, tal cual era la característica de toda la telenovela. Y es que en esos años, el pañuelo debía estar junto al televidente porque la tragedia era exageradamente sufrida a más no poder.

Sin embargo, aquí Olga es una bella muchacha pero sumamente consentida y caprichosa. El público peruano ya la conoce a la Louvier por su participación en "La mujer de Lorenzo" (Iguana Producciones-Perú-2005). Ahora la vemos como la niña rica, mimada, déspota y cruel, convertida así por su padre y dueña de una personalidad inestable producto de un embarazo frustrado con un amor de juventud. Hay que ver a la Louvier en sus conversaciones triviales con sus amigas, así como el trato a sus sirvientes y comprobar el gran desempeño escénico de la actriz.

ATRACTIVO CASTING

Un punto a destacar es el eficiente casting con que cuenta esta producción. Los hijos de Refugio aportan lo suyo. De los tres, el que mejor se adapta al papel es Mane de La Parra por su carisma al actuar. Convence y enternece a la vez al mostrarlo como un buen hijo, buen hermano y nada interesado de los valores materiales, siempre deseando que a su madre le vaya de lo mejor y procurando el bienestar de esta.

Mientras José María Torre y Alejandro Nones destacan más por la estructura del guión, que por su propio trabajo actoral. Nones tiene una pésima dicción que debería corregir, mientras Torre tiene el perfil perfecto para convertirse en el hijo delincuente que recibe una lección, pero nada más.

Dentro del reparto sobresale Lola Merino como siempre impecable. Javier Ruán como el déspota Isaías Requena y Cassandra Sánchez Navarro como la adorable "Chelito".

Con "Corona de lágrimas" José Alberto Castro se anota otro éxito. La telenovela va de menos a más con un inicio demasiado empalagoso que felizmente es corregido a tiempo. Eso sí, su presentación es una copia de la anterior producción de Castro, "La que no podía amar" (Televisa-2011), y eso debiera ser corregido. El tema musical a cargo de su sobrino Cristian Castro es otro de los aportes en la producción.

Sin duda esta telenovela demuestra que los estereotipos jamás cansarán. La madre sumisa, obrera explotada, que sufre acoso laboral, mientras su jefe “se hace de la vista gorda” y la reprende por todo, además de soportar los problemas de sus hijos y hasta convertirse en nana de su propio hijo, jamás tendrá pierde. Hay un mérito en todo esto, y es que la adaptación es pieza importante para que el efecto sea positivo y aquí todo luce creíble y hasta fresco, desde los sufrimientos de Refugio hasta el golpe que casi le provoca una parálisis a Nachito. Si hay excesos estos son delineados de tal manera que nada esté demás como la cachetada de Olga a Refugio o cuando la pobre mujer le reza a La Virgen de Guadalupe para que sus hijos “salgan adelante”.

Con todo, para los que seguimos su atrapante trama y por lo ya mostrado en todos sus capítulos. Doña Refugio no terminará como su par original, ciega y de rodillas frente a la Virgen de Guadalupe. Es que las actuales actrices con varios arreglos faciales que les borra toda huella demás, nunca acabarán sufridas. Cosa que sus antecesoras, tal vez, con mayor profesionalismo actoral unido al tiempo en que se vivía no corrían con tanta suerte.

(*)Twitter: @simplenovelas
www.elinformanteperu.com

domingo, 3 de febrero de 2013

PRODUCTOR COLOMBIANO: "ESCOBAR, EL PATRÓN DEL MAL" FUE UN "EVENTO HISTÓRICO DE PRODUCCIÓN

Continúa con éxito en nuestra televisión local, la producción colombiana "Escobar, el patrón del mal" que emite ATV y que entra a sus capítulos cruciales.

Lima, 03 Febrero 2013, (ANDINA).- El director de la exitosa serie televisiva " Escobar: El patrón del mal" dijo que las grabaciones fueron un "evento histórico de producción" y un desafío muy grande.

En entrevista con Caracol Radio, Carlos Moreno, se mostró sorprendido con el impacto de la producción y con el debate que generó la historia del narcotraficante en las redes sociales.

Aunque la polémica serie ya llegó a su fin en Colombia, las reacciones y análisis continúan. "Escobar: El Patrón del Mal" se transmite en Perú y ha tenido gran éxito, al igual que en otros países.

Moreno contó que el equipo de producción trabajó durante diez meses en ese "monstruo" que fue la producción. El esfuerzo rindió frutos, pues en Colombia fue la serie más vista de la televisión.

"Yo creo que era tan difícil (llevar la historia de Escobar) que nadie se le había medido. De hecho, en Colombia estuvieron unos productores gringos viendo locaciones en Medellín", refirió, tras destacar el profesionalismo de los actores, encabezados por Andres Parra, quien personifica a Escobar.

Para Moreno, la serie de una "audiencia enorme"–donde participaron cerca de 1,500 actores– lo sorprendió día a día. Fue grabada 100% en exteriores, en más de 500 locaciones colombianas y en Miami.

La producción acaba de recibir 13 nominaciones a los prestigiosos premios colombianos India Catalina. Destacan Mejor actor, mejor serie y mejor actor de reparto.

La historia se basa en el libro "La parábola de Pablo", de Alonso Salazar, periodista y exalcalde de Medellín.