miércoles, 26 de abril de 2017

EDITH GONZÁLES SE MUESTRA SIN CABELLO

Fuerza Edith Gonzáles. Una mujer que demuestra fortaleza. El mal no te vencerá.

Lima, 26 Abril 2017, (ANDINA).- La actriz mexicana Edith González, de 52 años, decidió mostrar por primera vez su cabeza completamente rapada en la sesión fotográfica que realizó para una revista, en donde habló de su lucha contra el cáncer.

La celebridad, quien es madre de la pequeña Constanza Lazo, abrió su corazón para la más reciente edición de la revista ‘Quién’, en donde habló largo y tendido sobre esta prueba que le puso la vida.

“Lo que no saben es que yo soy Edith: que no me voy a vencer”, confesó Edith, quien desde un principio le ha hablado a su hija con toda la verdad.

“Quiero que Constanza vea a una madre valiente. No le he ocultado nada sobre mi enfermedad: ella sabe que el poder está dentro de ti”, declaró la protagonista de telenovelas como ‘Eva la Trailera’ y ‘Salomé’.

En la portada de la publicación se muestra a Edith tomándose la cabeza con ambas manos y mostrando su belleza al natural, una acción que fue aplaudida por sus miles de seguidores de Instagram.

VBQ, TODO POR LA FAMA: AGRADABLE MEJORÍA

Culminó VBQ, todo por la fama. Un producto que tuvo mejorías y hasta resultó muchas veces entretenido. Esperemos que la tercera temporada cumpla sus objetivos.

Lima, 26 Abril 2017, (El Informante Perú).- Ven, baila, quinceañera es la teleserie nacional, también conocida como VBQ, cuya segunda temporada ha finalizado con buena sintonía (picos de veinte puntos). Esta producción es emitida por América Televisión.

La tercera temporada ya inició grabaciones y entre las principales novedades se encuentra el ingreso, a la serie, de Johanna San Miguel; además de varios actores que ingresarán a esta trama, cuya emisión podría verse a finales de año.

La serie es producida por Miguel Zuloaga. El guion pertenece a Guillermo Aranda con Luis Del Prado, Cinthia McKenzie y José Luis Varela. Está inspirada en una secuencia del programa concurso Habacilar de Raúl Romero.

VBQ: Todo por la fama, está protagonizada por las adolescentes Flavia Laos, Mayra Goñi y Alessandra Fuller. Además de Javier Delgiudice, Katia Condos, Patricia Portocarrero, Javier Valdés, Leslie Stewart, Connie Chaparro, Pablo Heredia y las actuaciones antagónicas de Emilia Drago y Maju Mantilla.

Segunda temporada

Como se recuerda, el final de la primera temporada nos mostró a Viviana (Mayra Goñi) sufriendo una aparatosa caída producto del shock que sufrió al ver que se descubría toda la verdad sobre su edad. Por otro lado, Rossy (Alessandra Fuller) se entera que su agresor es nada más y nada menos que Mauricio (Javier Dulzaides), el hermano de su novio, Sergio Chávez (Juan Baca). Mientras esto sucede, Marco (Andrés Vílchez) y Camila (mejorando Flavia Laos), tras la oposición familiar, se fugan con el propósito de vivir su amor libremente.

Viviana se muestra desconsolada por la vergüenza que ha tenido que pasar. Sólo su madre María Elena (muy divertida Patricia Portocarrero), la acompaña y la engríe en demasía. Poco a poco la joven aprovecha su situación para volver al grupo y a la telenovela que prepara el canal bajo la producción de Cristina Alcira (muy bien Karina Jordán) quien desea contar con estas tres adolescentes reunidas en una historia de amor juvenil.

Por su parte Rossy sufre el acoso de Marco. En un arranque desesperado, le cuenta a Sergio que su hermano fue la persona que la agredió. Este, al principio, no le cree, pero termina convencido de la verdad. Marco va a la cárcel y en venganza asesina a Bruno, (Marcelo Oxenford), padre de Rossy.

Esta situación perjudica a la familia Castillo Díaz quienes terminan en una crisis profunda. El abogado Joaquín Almeida (Javier Váldez) comienza una relación con la madre de Rossy (Katia Condos). Sus hijas se oponen a ello y se rebelan ante tales hechos.

Mientras tanto, Camila termina con Marco e inicia una nueva relación con Gael, (Jerónimo Bosia), un muchacho que ingresa al círculo de actores que graban la telenovela juvenil en dicho canal liderado por el broadcaster Gustavo Souza-Sanguinetti, (Javier Delgiudice) quien termina su relación con Cristina y se acerca a su exesposa, Luciana (Leslie Stewart). Lamentablemente ambos sufren por la venganza de Nicole (Emilia Drago) quien luego de sufrir un aparatoso accidente que la deja al borde de la muerte planea una venganza con ayuda de la nana de la bebe de los Souza-Sanguinetti, Elisa (Michelle Soifer).

Por otro lado, Cristina encuentra la felicidad al lado de Lucas Pedraglio (Pablo Heredia). La venganza de Nicole también los alcanza; sin embargo ambos superan los problemas y retoman su relación.

Rossy y Marco habían decidido darse una oportunidad e iniciar una relación. Camila se entera de la peor forma y rompe su relación con su prima. Ella sigue amando a Marco, pero todo parece imposible.

En tanto, Mónica (mejorando Maju Mantilla), encuentra al desmemoriado Piero (Nicola Porcella). Previamente aparece un hijo no reconocido del esposo de Mónica, Arturo Del Campo (Tony Dulzaides), nada menos que Salvador (grata aparición de Diego Carlos Seyfarth) quien planea su venganza contra esa familia por nunca haber sido reconocido por su padre. El amor hacia Luna (Connie Chaparro) lo cambia completamente. Salvador muere asesinado por Mónica quien es detenida y juzgada por sus crímenes.

La segunda temporada culmina con Marco poniendo fin a su romance con Rossy y reconciliándose con su primer amor, Camila. Por su parte, Rosy, después de la pesadilla que le tocó vivir junto al malvado Mauricio queda impactada al ver a su ex enamorado, Sergio, quien la visita en forma inesperada.

Gustavo y Facundo (Sergio Paris) lograron desenmascarar a Nicole. Ambos hicieron aparecer a Elisa cuando la modelo estaba con Lucas en un restaurante. Al verlas juntas, Luciana se convenció de que todo fue una trampa para arruinar su matrimonio.

Un epílogo muestra que tres años después Camila, Rossy y Viviana se alistan para vivir juntas, tratando de seguir adelante con sus carreras como actrices en 'Ven, baila, quinceañera'.

Lucas (Pablo Heredia) logra evitar que Cristina se vaya del país con su pequeña hija. La segunda temporada culmina con Nicole apareciendo en una reunión familiar y revelando a la pequeña hija de Cristina que ella en realidad no es su madre. Recordemos que la malvada modelo intercambió a las hijas de Gustavo. ¿Cristina y Luciana se enterarán de la malvada acción de Nicole?

Mejoró la historia, pero…

VBQ: Todo por la fama, continúa siendo una serie insulsa y recurrente en los mismos conflictos ya vistos hasta la saciedad, propio en guiones de este tipo. Adolescentes en busca de un sueño, cuya fama y amor serán finalmente alcanzados no sin antes sufrir a más no poder por la presencia de los eternos villanos de la trama.

Pese a todo, la historia tiene una leve mejoría, sus conflictos, algunos ridículos, logran el efecto deseado por la calidad de algunos actores cuya escena “cómica” o “dramática” logra el interés deseado. Es el caso, por ejemplo, de Patricia Portocarrero en su papel de María Elena quien se consolida dentro del personaje. Su vena humorística y sus "comentarios", aparentemente intrascendentes, logran arrancar una sonrisa.

Los problemas por las que pasa Gustavo por su relación con dos mujeres, también interesa por la presencia de una Karina Jordán en ascenso. Un Javier Delgiudice siempre imponente y una agradable Leslie Stewart.

El paso del tiempo, ya con dos temporadas, ha permitido la consolidación de algunos actores juveniles. Aún sin la consagración deseada, pero digamos, van por buen camino. Una de ellas es Flavia Laos quien, de a pocos, se apodera de su personaje. Se le nota más compenetrada con su papel. Lo bueno, para ella, es que a su lado tiene a Andrés Vílchez quien también muestra mejoría y permite consolidar a ambos como la mejor pareja de la serie.

Imposible dejar de mencionar a Maju Mantilla quien fue la que mejor agradó durante la primera temporada. Ahora, muestra seguridad y aplomo al personificar a Mónica. Qué grato resulta haber leído sus declaraciones, días atrás, señalando que estudiará actuación. Es importante que todos quienes empiezan esta carrera se perfeccionen cada día. La preparación nunca está demás.

Otro de los descubrimientos positivos de esta producción fue la presencia de Diego Carlos Seyfarth, quien podría dar resultado como futuro galán (ahora que las producciones peruanas tanto necesitan de galanes con simpatía y calidad actoral). El joven no lo hizo mal, tanto como villano y posteriormente como un hombre arrepentido. Pese a todo, la escena de su muerte no defraudó.

Actuaciones para el olvido

Si bien BVQ tiene descubrimientos que mejoran. También existen personajes que dejan mucho que desear. La verdad, Angie Arizaga aún no está preparada para ser actriz. Ni siquiera se entiende por qué se insiste con su personaje. La joven no tiene una buena dicción, carece de presencia escénica y es notoria su escasa preparación. La joven opaca muchas escenas por su escasa expresividad.

Cuando su personaje, se va de viaje en busca de Piero (Nicola Porcella), la trama se siente más ágil. Cuando "Anita", el personaje de Arizaga, vuelve, nuevamente percibimos esa falencia en una modelo que, si desea ser actriz, debería prepararse mejor. Por su parte Nicola tampoco muestra progresos, mejor está Gino Pesaressi gracias a que su pareja de actuación, Sofía (Fiorella Penano) se entrega a su papel, aunque a veces luzca disforzada. Gracias a la actriz, el modelito sale adelante.

Otra que no se salva es Michelle Soifer con una actuación para el olvido interpretando a una mujer deseada cuando "los kilitos demás" son muy notorios. No estamos en contra de promover nuevos valores, el problema radica en hacerlos debutar con escasa preparación, todo por contar con rostros atractivos y ser populares.

Cómo se observa, esta vez, las quinceañeras buscan consolidarse en el estrellato. Los guionistas presentan una trama más libre (aspiraciones, egoísmos, romances) muy superficial en su contexto, gracias a que el guión tiene tintes de comedia romántica, más alejada de la ficción dramática. La historia logra cierto nivel en su estilo narrativo. El final de temporada muestra una interrogante ya mostrada durante los capítulos que, se supone, constituya el eje central de la tercera temporada donde las muchachitas (pasan tres años) deben mostrar su lado más adulto posible.


De menos a más

La historia comienza como empezó, situaciones risibles y personajes acartonados. Lo bueno es que algunas actuaciones empiezan a sobresalir debido a que el guión, después de la muerte del padre de Rossy, muestra mejoría gracias a la combinación de personajes divertidos como "María Elena" y "Johnny" (Gustavo Borjas).

Es cierto todo es superficial y muchas escenas son simplistas. La presencia del acosador Mauricio y su posterior accidente, en el capítulo final, dejó mucho que desear por la escasa capacidad histriónica de Alessandra Fuller, sin embargo como producto juvenil a quién va dirigido, la trama supo sacar provecho de aquellos detalles costumbristas y melodramáticos con que complacer a los jóvenes.

La banda sonora de la teleserie resultó agradable y con mucho swing juvenil. Entre las canciones de la serie, destacaron "Lento", "Por amor a tu amor", "Ella Será" del Grupo XDM y, por supuesto, el tema principal, "Lo aprendí de ti" a cargo de Ha-ash.

VBQ es una teleserie juvenil, irregular en su contexto, pero finalmente entretenido. Esperemos que esa mejoría prosiga en la tercera temporada.












lunes, 24 de abril de 2017

POR SIEMPRE, GUSTAVO ROJO

Ha fallecido Gustavo Rojo. Nuestro recuerdo para un gran actor que estuvo muy ligado al Perú. Protagonizó en nuestro país, "Natacha", un clásico de siempre.

Lima, 24 Abril 2017, (El Informante Perú).- Partió Gustavo Rojo. El eterno galán de muchas telenovelas que dejaron huella a lo largo del tiempo. Fue parte importante en el breve auge que tuvo la telenovela peruana a inicios de los setenta.

Gustavo Rojo murió el último sábado a los 93 años de edad. Su hija la actriz Ana Patricia Rojo, explicó que el actor se encontraba enfermo desde hace algún tiempo, pero no dio más detalles sobre las causas del deceso.

"Él nos pidió que se guardará discreción tocante a su enfermedad, pero murió rodeado de su familia y con mucho amor", declaró sobre el artista, famoso por su época de galán en el cine mexicano de los 40 y 50.

La vida le brindó la alegría de participar en la que fue su última aparición en la telenovela Un Camino Hacia el Destino, donde volvió a ser padre de Ana Patricia, su hija quien era la villana de la historia.

Nacido en Uruguay, pero radicado en México desde hace más de 70 años, forjó una carrera como uno de los actores jóvenes más importantes en la pantalla grande.

Entre sus primeras películas figuran títulos como Una Mujer con Pasado, Cuando los Padres se Quedan Solos, Cortesana, La Insaciable y Todo un Caballero. Uno de sus primeros éxitos fue El Gran Calavera, junto a Fernando Soler, cinta en la que se basaría la taquillera Nosotros los Nobles.

En televisión destacó en melodramas como Marcha Nupcial, Lágrimas de Amor, Rosa Salvaje, La Intrusa, Carita de Ángel, Destilando Amor, entre otras producciones.

Su llegada al Perú

Dos veces estuvo Gustavo Rojo en el Perú. En 1970, protagonizó el clásico melodrama nacional "Natacha" al lado de Ofelia Lazo, Gloria María Ureta y Alfredo Bouroncle.

Esta producción, pertenece a una idea original de Abel Santa Cruz, uno de los guionistas más importantes de la radio, la televisión y el cine argentino quién falleciera en 1995, pero que dejó innumerables adaptaciones, todas muy exitosas en varias partes del mundo, como "La pícara soñadora", "Papá corazón", "Me llaman Gorrión", “Jacinta Pichimahuida”, "Carmiña", entre otras historias memorables.

A inicios de los 60, Santa Cruz escribió "La muchacha que vino de lejos", la historia de una campesina del interior de la ciudad de Buenos Aires que busca trabajo en la capital. En la casa de su nuevo patrón, encontrará al amor de su vida y vivirá toda una historia de alegrías y sinsabores.

Rápidamente se hicieron las adaptaciones respectivas y así nació la telenovela "Nuestra Galleguita" (Argentina- 1968), protagonizada por Laura Bove y Norberto Suárez, el papá de "Pinina" en la posterior telenovela que se produjera en Buenos Aires basada en una historia del propio Santa Cruz, con Andrea del Boca como protagonista, allá por los setenta.

Por ese mismo tiempo, Panamericana buscaba otra producción, del mismo corte, que le suceda a su telenovela éxito, "Simplemente María" que arrasaba en sintonía en sus capítulos finales de las 3 de la tarde y en sus repeticiones de las 7 de la noche. Todo el Perú quería ver los sufrimientos y triunfos de María Ramos, interpretada brillantemente por nuestra Saby Kamalich. Aún no se sabía el posterior triunfo que tendría esta historia en América Latina.

Es así que a Genaro Delgado Parker y Alberto Terry le proponen este guión de Abel Santa Cruz. Eran otros tiempos, sin exagerar, Panamericana se iba convirtiendo en lo que es, hoy en día Televisa, y por cuestiones de dinero no había problema. Además el costo no era excesivo. De esta manera Panamericana tenía en sus manos el guión perfecto para reemplazar a su telenovela estrella. De inmediato contrató a uno de los galanes más cotizados en esos momentos, Gustavo Rojo.

"Natacha" fue un éxito en el Perú y en varios países hispanos. Incluso en México se emitió esta producción aunque sin el éxito que tuviera "Simplemente María". La telenovela constaba de dos partes bien definidas. El encuentro en Natacha y el niño Raúl y su posterior convivencia como esposos. Es en esta segunda parte, en que aparece una bella muchacha quien terminó apoderándose de algunos capítulos. Era Carmela Stein, ex Miss Perú 1961, quien sería más adelante la tercera esposa de Gustavo Rojo. De la relación con la peruana, el actor tendría dos hijos, Enrique y la actriz Ana Patricia.



En 1991, el actor volvería a trabajar en Perú en la telenovela "Velo negro, velo blanco", melodrama de Iguana Producciones, al lado de actores peruanos como Mari Pili Barreda, Lucero Sánchez, Fernando de Soria, Ivonne Fraysinet, Lolita Ronalds, Braulio Castillo hijo y un joven Gianmarco Zignago.

Curiosamente, tras el éxito, en el Perú, de la segunda versión de "Natacha" en 1990, varios productores independientes apostaron por las producciones de telenovelas. Uno de ellos fue Lucho Llosa quien con su productora Iguana produce "Velo negro, velo blanco" inicialmente llamada "Camila" que era una versión dramática de la película protagonizada por Kevin Costner y Anthony Quinn llamada "Venganza". El productor contrató a Gustavo Rojo y su presencia no pasó desapercibida, pese a que la telenovela no tuvo muy buena aceptación.



Sus últimos momentos

“Sabíamos que en algún momento esto iba a suceder, ya tenía 93 años. Uno se va preparando, pero no lo suficiente como para dejar ir a un ser querido”, afirmó Juan Carlos Rojo, hijo del actor.

Aseguró que todo se llevó de acuerdo con las peticiones de su padre, quien dejó por escrito su última voluntad y testamento.

El sábado, los hermanos Enrique, Juan Carlos y Patricia se juntaron para ver el fútbol en compañía del actor; sin embargo, a las 17:30 horas, Gustavo Rojo dio un último suspiro y falleció.

“Estábamos viendo el partido Cruz Azul vs. Chivas, en ese momento vino el final… se fue en paz”, expresó Juan Carlos.

“Era un hombre grande, de unos años para acá empezaba con los achaques propios de la edad. Él estaba bien, siempre atendido por los mejores especialistas, médicos, rodeado de su familia.

“Mi padre era un extraordinario hombre, querido por todos, muy inteligente. Vivió como guapo y se murió como guapo”.

Hasta siempre Gustavo Rojo. Un señor actor. Siempre recordaremos al eterno niño Raúl...






domingo, 26 de marzo de 2017

"LA CANDIDATA" ES LA MEJOR TELENOVELA DEL AÑO EN PREMIOS TV Y NOVELAS 2017

Una simpática pareja la conformó Maité Perroni y Christián de la Fuente en los Premios TVyNovelas 2017. "La candidata" fue, con justicia, la Mejor Telenovela del Año para Televisa en un momento de crisis por la que pasa este género.

Lima, 26 Marzo 2017, (El Informante Perú).- La candidata, producción de Giselle Gonzáles, fue la ganadora a Mejor Telenovela del Año en los Premios TVyNovelas 2017.

Desde el Foro 5 de Televisa San Ángel se llevó a cabo esta ceremonia que destaca a todas las producciones que tuvo la empresa mexicana Televisa durante el año. El evento contó con la conducción de los actores Maite Perroni y Cristián de la Fuente.

En realidad fue un espectáculo donde hubo poco que resaltar. Además es conocido la crisis por las que pasan las telenovelas actualmente, esto coincide con el ingreso de series alternativas que no lograron la aceptación total de las mayorías a nivel internacional.

Por segunda vez fue PricewaterhouseCoopers la empresa encargada de contabilizar los votos. El público fue el encargado de decidir a los ganadores de entre 13 telenovelas.

La premiación se basa en la opinión del público que vota masivamente, aunque es conocido que son los clubes y fanáticos de actores y producciones quienes apoyan a sus favoritos.

La poca aceptación de la mayoría de estas producciones se vieron reflejada en la terna de nominados. Es que, realmente pensar que El hotel de los secretos fue una gran producción o colocar a Andrés Palacios como nominado a Mejor Actor Protagónico (¿?) es algo que no se entiende.

Mención aparte es el caso de Silvia Navarro, extraordinaria actriz que quizás no las tuvo consigo, en esta producción, pero finalmente fue nominada luego de ser ignorada muchas veces, todo por un pleito que tuvo con dicha publicación que la vetó olímpicamente.

Silvia no asistió porque intuía que no ganaría jamás un premio que por su gran trayectoria lo merecía. Ya hablaremos pronto de "La candidata" aquí en Simplemente Novelas.

Por otro lado, una de las actrices que acaparó la atención general fue Maribel Guardia quien sigue robándose los suspiros de sus miles de seguidores con sus ceñidos atuendos que resaltan su indiscutible figura de infarto que es la envidia de muchas.

Los ganadores

Aquí te dejamos la lista completa de los ganadores de este año.

Mejor programa de televisión restringida: Mojoe
Actor revelación: Carlos Rivera por El hotel de los secretos
Actriz revelación: Bárbara López por Vino el amor
Mejor actor juvenil: Polo Morín por Sueño de amor
Mejor actriz juvenil: Renata Notni por Sueño de amor
Mejor guión adaptado: La candidata
Mejor tema de telenovela: Tres veces Ana de Pablo Alborán

Mejor programa unitario: Como dice el dicho
Mejor comedia: Nosotros los guapos
Mejor programa de entretenimiento: Hoy
Mejor dirección de escena: La candidata
Reconocimiento especial a Carla Estrada como productora de Por siempre Joan Sebastian
Mejor actor de reparto: Juan Vidal de Vino el amor
Mejor actriz de reparto: Verónica Jaspeado de Vino el amor
Mejor actor coestelar: Carlos Rivera por El hotel de los secretos
Mejor actriz coestelar: Susana González por La candidata

Primer actor: César Évora por Las amazonas
Primera actriz: Helena Rojo por La Candidata
Mejor actor protagónico de serie: Diego Olivera por Mujeres de negro
Mejor actriz de serie: Ana Brenda Contreras por Blue Demon
Mejor serie: Mujeres de negro
Mejor reparto de telenovela: La candidata
Mejor villano: Juan Carlos Barreto de La candidata
Mejor villana: Azela Robinson de Vino el amor

Mejor actor protagónico: Sebastián Rulli de Tres veces Ana
Mejor actriz protagónica: Angelique Boyer por Tres veces Ana
Mejor telenovela: La candidata




lunes, 13 de marzo de 2017

CONFIRMADO: MAGDYEL UGAZ SERÁ "COLORINA"

Finalmente Michelle Alexander confirmó a Magdyel Ugaz como la protagonista de la versión peruana de "Colorina" que sería la siguiente producción que presentaría Alexander en reemplazo de "Solo una madre".

Lima, 13 Marzo 2017, (El Informante Perú).- La actriz Magdyel Ugaz fue confirmada como la protagonista de "Colorina", nueva producción de Michelle Alexander que, luego de tantas postergaciones, finalmente comenzará a grabarse en estos meses.

La productora Michelle Alexander confirmó a Magdyel como protagonista reemplazando a Milette Figueroa. Además anunció que la próxima semana debe culminar con los castings y en abril empezar con las grabaciones.

La prensa tuvo oportunidad de conversar con la productora durante una firma de autógrafos que realizaba el elenco de “Solo una madre”, su actual producción que se emite por América Televisión.

Michelle que novedades con respecto a "Colorina"....

Bueno, Magdyel Ugaz será la protagonista de Colorina. Dentro de una semana presentaremos a la pareja oficial de la telenovela y algunos actores que participarán. Incluso Magdyel ha trabajado mucho en su físico para parecerse a Colorina... Ella venía cuidándose desde hace tiempo por un tema de salud. La verdad es que Magdyel es una gran actriz y tiene un físico espectacular.

Ha trascendido que David Villanueva y Yaco Eskenazi serían los posibles galanes...

Yaco va a estar en el elenco, pero por un tema de intriga no puedo decir quién será la pareja de Magdyel en la ficción.

¿Por qué quedó fuera Milett Figueroa?

Ella prefirió comenzar con un personaje chiquito como el de Selena en Solo una madre. Tuve una conversación con ella y se dio cuenta que el personaje de Colorina era muy grande y complicado porque primero comienza como una cabaretera y después se convierte en una mamá.... Entonces, dijo que prefiere comenzar con un papel más chiquito como el de Selena (en “Solo una madre”),

Tienes algún proyecto, a futuro, en donde incluyas a Milett Figueroa...

Más adelante me encantaría trabajar con ella. Siempre la tendré en mis planes, comentó la productora.

"Colorina" es el remake peruano de la exitosa telenovela mexicana estelarizada en los ochenta por Lucia Méndez y Enrique Álvarez Félix. Fue una historia cuya original proviene de Chile que no tuvo éxito internacional. Posteriormente Televisa realizó un remake titulado "Salomé" con Edith Gonzáles y Guy Ecker. Finalmente en Argentina Susú Pecorado y Darío Grandinetti estelarizaron "Apasionada", otro remake inspirado en la historia chilena de Arturo Moya Grau que tuvo en Lucia Méndez a su más popular protagonista.

Ha trascendido que el español David Villanueva sería el coprotagonista de la telenovela mientras Yaco Eskenazi sería el anti-galán de la trama (en la versión original, dicho papel, fue interpretado por el actor mexicano José Alonso).

domingo, 26 de febrero de 2017

VINO EL AMOR: SPANGLISH TELENOVELERO

Culminó "Vino el amor". Pese a todo, resultó una historia agradable.

Lima, 26 Febrero 2017, (El Informante Perú).- Culminó "Vino el amor", una historia que no fue emitida en el Perú. Inicialmente iba ser transmitida en el horario de la tarde, pero fue descartada por América Televisión, a último momento, para colocar en su lugar la nueva versión de Carrusel. Esperamos que América se anime a programarla alguna vez.

La historia es protagonizada por Irina Baeva y Gabriel Soto, con las participaciones antagónicas de Kimberly Dos Ramos, Azela Robinson y Christian de la Campa. Cuenta además con la actuación estelar de Cynthia Klitbo y un buen grupo de jóvenes talentos como Raúl Coronado, Yanet Sedano y Bárbara López.

Esta historia producida por José Alberto Castro, toca temas como el de la emigración mexicana a Estados Unidos en busca de "El sueño americano". Fue grabada en los viñedos de Napa y Sonoma en California.

La Historia

Luciana, (maravillosa Irina Baeva), una hermosa y rebelde joven que tras haber sido deportada con su padre (Alejandro Ávila) en una redada varios años atrás, regresa a Sonoma, California, para reencontrarse con su familia en los viñedos de la Bodega de los Ángeles. Por azares del destino, llega justo en el momento en el que el dueño del viñedo, David, (Gabriel Soto), está sumergido en una profunda depresión por la muerte de su esposa Lisa, (Laura Carmine), situación que ha aprovechado su ambiciosa suegra Lilian, (como siempre excelente Azela Robinson), y el abogado del viñedo Juan, (Christian de la Campa), para desviar fondos para su beneficio.

Desde que quedó viudo, David, se ha convertido en un hombre amargado, frío, duro y encerrado en sí mismo; ha descuidado a su dos hijos, Fernanda (Sofía Castro) y Bobby, (Emilio Beltrán), con quienes se ha distanciado por su profunda depresión. Ha sido su nana, Marta, (muy bien Cynthia Klitbo), la madre de Luciana, quien les ha dado el amor y protección que tanto necesitan.

Cuando regresa Luciana, su relación con David, empieza con el pie izquierdo pues la rebeldía, honestidad y frescura de ella, rompe tajantemente con la soledad que lo embarga. Rápidamente, se empieza a hacer evidente para todos en el viñedo, la inyección de vida que Luciana trae a David. Al darse cuenta de lo importante que Luciana se ha convertido para David, Lilian usa a Fernanda, la hija de David para que le haga ver a su padre que Luciana es una intrusa e interesada, que se quiere quedar en el lugar de su madre.

Por si fuera poco, Luciana se reencuentra con su mejor amigo de la infancia Miguel (buen debut de Raúl Coronado), que ahora es el encargado del viñedo y quien queda fascinado por su belleza. Y lo que pareciera una relación ideal, se convierte en algo imposible, ya que, tras los constantes pleitos y enfrentamientos de Luciana con David ha surgido una fuerte atracción.

Por su parte, Lilian, la suegra de David, tiene como principal interés convencer a su yerno de que venda el viñedo, para quedarse no sólo con la fortuna que le correspondía a su hija, sino con lo que resulte de la venta. Para ello, planea una alianza con Juan y Graciela (muy bien Kimberly Dos Ramos) para unir fuerzas y conseguir lo que cada uno desea de David: su fortuna, sus tierras y su cariño.

Por su parte, Luciana sentirá que su corazón está dividido entre Miguel y David y sólo al final encontrará con quién de los dos: vino el amor.

Spanglish telenovelero

El llamado Spanglish, un fenómeno lingüístico que comprende la fusión morfosintáctica y semántica del español con el inglés estadounidense se escucha mayormente en el cine; muy poco ha sido su inclusión en el mundo de las telenovelas. Difícil olvidar "Dos mujeres, un camino" (Televisa-1994) donde escuchaban una o dos palabras de ese tipo. También, en algunas producciones de antaño cuando los protagonistas tenían que viajar al extranjero se simulaba "el viaje" donde los actores apenas hablaban dos o tres palabras como máximo en idioma no español. Por ejemplo, en Perú, cuando José Enrique Crousillat produjo "Pobre diabla" (América Televisión-1999), enviaron a los protagonistas (Angie Cepeda y Arnaldo André) al extranjero que resultó un tour porque apenas pronunciaron dos o tres palabras en italiano. También comenzó la inclusión de “jergas o modismos” dentro la trama. Recordemos "María Mercedes" (Televisa-1992) a través del personaje de Memo (debut de Fernando Colunga) pronunciando palabras en inglés dentro de su "español urbano".

Cómo se lee, los artilugios lingüísticos, poco a poco, ingresaron con fuerza a las telenovelas. Esto le daba cierta frescura a la trama y la historia se volvía más entretenida. Pero, jamás hubo una producción que incursionara en muchas de sus escenas con algunos módicos extranjeros (spanglish) e incluso presentando escenas en idioma extranjero (en este caso el inglés) y con subtítulos en español.

José Alberto Castro nos presenta una historia de este tipo, con muchas escenas en idioma inglés que le da verosimilitud a una trama que empezó bien, pero fue decayendo por la excesiva lentitud de sus escenas y diálogos. Es que, si uno, se queja por los excesivos efectismos incluidos en algunos guiones para captar sintonía, aquí también sucede lo mismo, pero con excesiva pausa. A media novela, uno observa que los capítulos pasan, uno tras otro, donde solo vemos diálogos redundantes y nada más.

Monotonía exagerada

Vino el Amor” fue un remake de la telenovela chilena La Chúcara. Por la idea central que planteaban ("El sueño americano" y la comercialización del vino) se fue apartando del guión original.

El güero Castro y sus guionistas encabezado por Janely E. Lee plantearon una historia romántica en medio de los avatares de estos dos problemas tan comunes en la frontera con México. La trama se consolidaba porque volvía a esos estilos, para algunos desfasados, de los años sesenta donde prevalece la narrativa antes que la acción. Los guiones volvían a mostrarse contundentes y la caracterización del personaje por parte de los actores contribuía a que la historia salga adelante.

Lástima que los últimos 30 capítulos terminaron por derrumbar la buena temática que allí se planteaba. Luego de la muerte del sheriff, (Juan Vidal), la historia comenzó a dar tumbos. El guión se convirtió en redundante, parece que todos los conflictos deseaban revelarse solo al final dejando para los capítulos diarios una redundancia narrativa (Luciana quiere a David pero Graciela se lo impide). Ello fue atosigando la historia donde uno simplemente hacia el zapping de rigor para ver otras producciones porque lo que uno veía aquí era más de lo mismo con una lentitud insoportable.

Recordemos que los estilos narrativos eran muy comunes en las telenovelas de antaño. Desde Simplemente María, María Isabel o Muchacha italiana viene a casarse, los largos diálogos con música melodramática de fondo cautivaban a la teleaudiencia de aquellos años. Eran otros tiempos. Hoy con ese estilo efectista (maldades y asesinatos al extremo) el contar historias donde solo predominen los gestos y estilos interpretativos además de encendidos diálogos deben ser rigurosamente estructurados si es que se quiere realizar este tipo de lecturas.

Pese a todo, el güero Castro probó hacerlo y le iba bien. Sin embargo en tiempos del amor libre, el internet y las redes sociales, ello debió haber sido combinado con algunos momentos de acción. Aquí, muy de vez en cuando observábamos un asesinato o una maldad desproporcionada hasta que ocurrió la muerte del sheriff (una escena bien lograda). A partir de allí, la monotonía se apoderó de la trama. En todo caso se esperaba que la "explosión narrativa" sea observada, siquiera, en los capítulos finales, pero nada de eso sucedió.

En el capítulo final, hasta el destape de las villanías de Graciela y su enfrentamiento con su madre, todo era intenso y bien logrado (gran enfrentamiento actoral entre Kimberly Dos Ramos y Azela Robinson), pero allí acabó todo. La prematura muerte de Graciela (rodó por las escalera y murió) terminó por seguir con agrado su conclusión. Faltaba el remate final, el que David le reclamara todas sus vilezas o una muerte más efectista. Algo parecido sucedió con Miguel (muy bien Raúl Coronado) cuya conclusión de su personaje simplemente queda en el aire.

Los guionistas quisieron realizar algo diferente pero hay que tener presente que el público está acostumbrado a lo que siempre le ofrecen. Maldades castigadas y amor consolidado. Incluso la muerte de Graciela reveló una serie de incongruencias narrativas, del cual no nos ocupamos porque simplemente la ficción te da licencias de este tipo. Pero, mínimo Graciela merecía un mejor castigo, ni que decir el malvado de Juan (Christian de la Campa).

Buen grupo actoral

Lo mejor de “Vino el Amor” estuvo en el casting. En líneas generales todos cumplieron su labor. La mejor Irina Baeva, con una expresión interpretativa distinta a la que observamos en "Pasión y Poder" su primer papel. Sin duda constituyó toda una revelación. Mientras, Gabriel Soto, sin gustar, destaca. Es un galán consolidado que se acopla al papel que le pongan.

Otra actriz destacada fue Kimberly Dos Ramos quien brilló como Graciela, tuvo un buen complemento con la gran Azela Robison que a su vez tenía un buen enfrentamiento actoral con Cynthia Klitbo. Por el lado del talento juvenil, Raúl Coronado podría ser el futuro galán a tener en cuenta, (recuerda mucho a los inicios de Carlos Bracho). El papel como rival de Gabriel Soto, no lo amilanó. Por el contrario. Hay que seguir de cerca su desarrollo actoral.

Pese a todo, “Vino el Amor”, se seguía con agrado. Por momentos uno recordaba a "La Zulianita (Venevisión-1976) cuando Lupita Ferrer y José Bardina no consolidaban su amor por las villanías de la gran Chelo Rodríguez, pese a que esos largos diálogos y las rusticas escenografías de la época, no impedía que se observe la historia con agrado.

Aquí el talento actoral ayudó mucho para que la historia no resbalara. Esto unido a los bellos paisajes donde fue rodado. Eso sí, las locaciones de las calles de Sonoma (California) eran muy pobres. Las casitas parecían de cartón y los decorados demasiado rígidos para una ciudad que se supone es bien recorrida. Al ver esa pobre escenografía, nosotros evocamos la telenovela peruana "Gorrión" (Panamericana Televisión-Perú-1995), donde debutó Christian Meier y que fue, a su vez, un remake del clásico peruano de 1972, en la que se observó algo parecido y fue sumamente criticado. Por otro lado, las escenas en la fábrica de vino eran estáticas con cajas, botellas y tanques inamovibles. Siempre limpio y ordenado.

Vino el Amor”, no defraudó pero pudo ser mejor.