jueves, 12 de octubre de 2017

Telenovela surcoreana "Ella era bonita" se verá en Lima

La producción surcoreana "Ella era bonita" se emitirá en Lima a través de Willax TV.

Lima, 12 Octubre 2017, (ANDINA).- Desde este lunes, la producción surcoreana "Ella era bonita" se emitirá en Lima con una historia relacionada a los patrones de belleza; donde primará los valores y el amor puro y sincero.

La fiebre mundial del K-Pop ya llegó a nuestras pantallas y desde el lunes 16 de octubre a las 6:00 de la tarde Willax TV presentará esta producción, que es musicalizada con temas de este género, que ha logrado sorprendentes niveles de sintonía por la popularidad de su elenco y las historias paralelas que se tejen.

Esta es la primera, de tres series de ficción, de gran impacto, que se verán en la pantalla peruana hasta fines de año.

Estrenada en Canadá y Estados Unidos, países en los que alcanzó una gran audiencia, al igual que en varios países asiáticos; y también en Ecuador, la comedia romántica Ella era bonita llega con la expectativa que será un éxito también.

Ella era bonita es una comedia romántica de 16 capítulos protagonizada por populares cantantes de la onda K-pop; además de cotizados actores y modelos.

Uno de los temas centrales de esta producción juvenil está muy relacionado al patrón de la belleza femenina, y tiene como fuente de inspiración a la telenovela colombiana ‘Betty la fea’ estrenada en 1999 y que resultó todo un fenómeno mundial por la forma cómo fue abordado el tema. Aquel concepto marcó un antes y un después en las producciones de ficción, de todos los continentes.

Conoce la tierna historia

Kim Hye Jin era una chica muy bonita de una familia rica. Después que la editorial de su familia se fue a la quiebra y su padre murió, ella pasó por muchas dificultades descuidando su apariencia y perdiendo su belleza.

Ji Sung Joon era un chico poco atractivo con la autoestima baja, conoce a Kim Hye Jin, se enamora de ella, le declara sus sentimientos pero se va al extranjero.

A medida que crece, Ji Sung Joon comenzó a tener un aspecto más atractivo y por sus habilidades se convierte en editor jefe de una revista de modas. ¿Qué pasará cuando estos dos personajes se encuentren? ¿Podrá la apariencia cambiar los sentimientos de una persona?

Todo ello se develará en el transcurso de esta producción que contiene todos los ingredientes infaltables para atrapar al espectador: drama, comedia, romance y música protagonizados por un elenco de exitosos actores y cantantes pertenecientes a populares grupos de K-pop.

sábado, 30 de septiembre de 2017

Nueva versión de 'Esmeralda' ya tiene a sus protagonistas

Claudia Martín y Osvaldo de León será los protagonista de 'Sin una mirada' nueva versión de 'Esmeralda' , clásico indiscutible en el mundo de las telenovelas que será producida por la televisión mexicana. 

Lima, 30 Setiembre 2017, (El Informante Perú).- Televisa anunció, hace unos meses, la realización de una nueva versión de 'Esmeralda' el clásico de Delia Fiallo llevado dos veces con éxito por la televisión venezolana (Esmeralda y Topacio) y una vez por la televisión mexicana (Esmeralda). Curiosamente y pese al tiempo transcurrido esta historia nunca ha dejado de saborear el triunfo cuando fue realizada por estos dos países. También la cadena brasileña SBT realizó en Brasil una versión de esta historia sin el éxito esperado.

La actriz Claudia Martín, quien participó en la telenovela 'Enamorándome de Ramón', interpretará en esta historia a Marina, una mujer ciega que a causa de su discapacidad –es invidente– ha desarrollado una gran sensibilidad.

El productor Ignacio “Nacho” Sada confirmó a la actriz que dará vida a la nueva Esmeralda. Por su parte, Claudia Martín, agradeció la oportunidad y la enorme responsabilidad de dar vida a esta inmortal protagonista.

El título provisional de la historia se llamará tentativamente “Sin tu mirada” y relata la vida de una joven invidente que crece en medio de la pobreza pero llena de amor. Tiempo después se entera que en verdad es hija de una familia rica que la dieran por muerta al haber nacido y fue intercambiada con el hombre de cual finalmente se enamora.

Claudia Martín de 27 años, ha participado en varias telenovelas de Televisa como Un camino hacia el destino (2016) y Enamorándome de Ramón (2017). este es su primer protagónico.

Sin duda la bella actriz parece ser la protagonista ideal. la enorme simpatía que refleja en pantalla y sus enormes y expresivos ojos verdes fueron uno de los motivos que hicieron que el productor de la telenovela se decantará finalmente por Claudia frente al resto de candidatas. En Simplemente Novelas ya habíamos reparado en esta joven actriz, debido a que cualidades no le faltan.

El galán

La nueva versión de 'Esmeralda' también ya tiene galán. Se trata del actor Osvaldo de León. Él encarnará el personaje de ‘Luis Alberto’.

El actor de 33 años compartirá créditos con Claudia Martín, quien dará vida a “Marina”, ambos serán la pareja protagonica de esta clásica historia.

De León participó en las telenovelas Palabra de Mujer (2007-2008) Mentir para Vivir (2013), Lo Que la Vida me Robó (2013), La malquerida (2014)  Lo Imperdonable (2015) y Sueño de Amor (2016).

La telenovela Sin tu Mirada se estrenará el 13 de noviembre de este año por Las Estrellas y contará con las actuaciones de Eduardo Santamarina, Scarlet Gruber, Carlos de la Mota, Cecilia Toussaint, Sergio Reynoso, Claudia Ramírez, Ana Martin e Ilse Iked.




martes, 26 de septiembre de 2017

Mujercitas: Sin protagonistas y con los mismos estereotipos

Culminó 'Mujercitas' con los mismos detalles ya percibidos en anteriores producciones. Suerte con 'Colorina' 

Lima, 26 Setiembre 2017, (El Informante Perú).- Culmina otra telenovela peruana. Muy pocas veces decimos esto. Y es que, efectivamente, otra producción nacional llegó a su final. Con sus altas y bajas, el producto peruano tiene la aceptación popular de un público mayoritario que las considera atractivas y con mayor audiencia que muchos enlatados del extranjero.

Toca el turno, esta vez, de comentar Mujercitas la adaptación peruana de la obra de Louisa May Alcott. Una versión libre adaptada a nuestra realidad creada por Eduardo Adriánzen y Víctor Falcón. Los guiones están a cargo de Claudia Sacha, Jimena Ortiz de Zevallos y Regina Limo.

La telenovela nos presenta la historia de cuatro hermanas, Mercedes, (Vania Accinelli), Josefina, (María Grazia Gamarra), Beatriz (Carolina Cano) y Amanda, (Briana Botto), quienes debido al, aparente, fallecimiento de su padre, (Rodrigo Sánchez Patiño), iniciaran una nueva vida. A pesar de sus diferencias, juntas lucharán por sus metas y por el bienestar de su familia, sobre todo la de su madre (Pierina Carcelén).

Roberto Morales Castro, padre de las 'Mujercitas', muere en vísperas de la Navidad y su honor es manchado por una acusación de narcotráfico. Sus cuatro hijas deberán sobreponerse a esta pérdida en Arequipa, ciudad en donde la familia vive.

La madre y sus hijas deciden viajar a Lima, debido a los constantes abusos de los vecinos y de la prensa del lugar quienes las acusan de complicidad. Muy pronto las hermanas dejaran traslucir su diferente personalidad. Mercedes es calculadora y ambiciosa, hará lo que sea para alcanzar sus objetivos. A la dulce Josefina se le endurecerá el corazón. Amanda es aficionada a los bailes hindúes y se enfrentará a los dilemas del crecimiento. Mientras Beatriz es la bondadosa hermana mayor. Ellas lucharán por su bienestar y por el de su querida madre sin saber que en la capital, Mercedes conocerá a una tía lejana de quién intentará aprovecharse; pero doña Isadora Visconti Castro Vda. de Terranova (Patricia de la Fuente en buena actuación) resulta ser más astuta y aprovechadora. Esta exitosa empresaria tiene un nieto, con pretensiones presidencialistas. Sueña con ser el futuro presidente del Perú. Óscar Zúñiga Terranova (Rómulo Assereto en buena actuación), aparenta ser un joven interesado por la problemática del país ayudando a los más necesitados. Muy pronto traslucirá sus más oscuras intenciones.

Inicio regular, final previsible

Mujercitas’ empieza como todas las telenovelas creadas por Adrianzén y Falcón, una historia envuelta bajo la aureola de dicha y felicidad. La trama cuenta la vida de una familia de clase media que, de la noche a la mañana, lo pierde todo. Si bien las cinco hermanas tienen historias diferentes que se entrelazan cada una, los capítulos iniciales centran los conflictos en la segunda de las hijas mujeres llamada Josefina "Jose" Morales García, y su fallido romance con Rafael Visconti (muy bien José Dammert), quienes parecen logran buena química como pareja con esa destacada escena romántica, bajo los acordes de un coreografiado baile hindú a cargo de la pequeña Amanda, una joven de 15 años que termina bajo los brazos del desalmado Carlos Josué "CJ" (como siempre Stefano Salvini en buen papel).

Los guionistas vuelven al mismo estilo ya mostrado en otras producciones, contar desde sus inicios, la historia con mucho romance y fantasía desbordante pero sin permitirnos conocer ese conflicto impactante que servirá para entrelazar las tramas posteriores y generar el interés deseado en el televidente.

Pese a todo, la telenovela genera curiosidad porque la dupla Adrianzén-Falcón, saben contarnos historias familiares crudas y realistas, aquellas que observamos en cualquier punto del país. En eso son destacados. Aquí el machismo malsano y las drogas en los adolescentes son problemas latentes, actuales y peligrosos que son narradas espléndidamente por los guionistas. Cada capítulo es más atractivo que el otro. Los conflictos matrimoniales de Pepe de la Torre (cómo siempre, Alberick García destacando en este tipo de roles) y su sumisa esposa Yolanda (Andrea Fernández) colma las expectativas; así como el que corresponde a su conflictivo hijo, Thiago (muy bien Bruno Espejo), envuelto entre la delincuencia y la adicción. En eso nuestros libretistas si saben contar historias con contenido social. Recordemos que Adrianzén cuenta con una amplia experiencia desde la época de "Los de arriba y los de abajo" (ATV. 1990).

Por el lado de los villanos ‘Osquítar presidente’ interpretado eficientemente por Rómulo Assereto, convence, interesa, agrada. Cuando veíamos a este personaje, tuvimos cierto temor en que Adrianzén le inyecte al personaje sus posturas políticas personales, nada de eso ocurrió. El personaje se desarrolló bajo una temática diferente destacando eficientemente. Sin duda, este personaje merecía un mejor desarrollo narrativo. A su lado, la abuela Isadora Visconti con características diferentes a la de doña Inés María Fernández Alburqueque (Valiente amor. América Televisión 2016). Y es que, Patricia de la Fuente supo sacar adelante esos conflictos internos que caracterizaban al personaje, aunque en varias escenas carecía ese remate melodramático que la intriga lo imponía. Su muerte fue de lo más simplista y hasta carente de todo interés. El que menos adivinó lo que ocurriría en aquel momento. Por lo mostrado, dicho personaje merecía quedarse hasta el final, e incluso tener otro destino.

¿Una ambiciosa mujer puede cambiar tan pronto?

Pero si las historias paralelas gustaban, lo contrario sucedía con nuestras ‘Mujercitas’ y su pasiva madre. En lugar de llevar la batuta de la trama, gracias a las efectivas historias paralelas que tenían a su alrededor, estas jovencitas carecía de esa imagen afectiva que necesitan mostrar. Josefina, (María Grazia Gamarra), cuyo amor se disputaban tres personas, jamás logra el despegue de su personaje por la poca química con su galán principal. Nicolás Galindo resulta simpático, agradable y atractivo, pero carece de la fuerza interpretativa que se necesita para este tipo de papeles. Parecía un muchachito ‘Nerd’ queriendo jugar al detective privado y no el hombre aguerrido que combate la corrupción a través de su pluma. Por su parte, Rafael Visconti (José Dammert) tiene todo para destacar, lástima que resulte el desquiciado de la historia. Su muerte fue desastrosamente graficada. Uno recuerda una miniserie llamada Tribulación (América Televisión. 2011) que destacaba por sus buenos efectos visuales. Una muerte de este tipo, tan común en telenovelas, no puede ser mejor retratada. Si los guionistas inyectaban ese sensacionalismo y tremendismo a sus historias, el final de estos malvados, debieron ser más llamativos e impactantes. Quién sabe, si Óscar Zúñiga Terranova (Rómulo Assereto) por su destacada interpretación merecía quedarse con Josefina. Cuando les tocaba escena a ambos el complemento y la química se percibía durante el desarrollo de la escena.

Por otra parte Amanda, (Briana Botto), resultaba muchas veces una niña pesadita y engreída. Solo muestra progresos cuando se juntaba con "CJ" (Stefano Salvini). El actor es, sin duda, el mejor descubrimiento de Michelle Alexander. Hace rato merece un protagónico ahora que estamos huérfanos de galanes. La historia del problemático Carlos Josué salía adelante gracias a la participación del actor. Observen como el cierre final de este personaje, sin nada de efectismo, termina interesando gracias a las cualidades histriónicas de Salvini quien en casi todas las producciones de Michelle Alexander, donde le ha tocado participar, sobresale.

El lado más débil lo constituye la perteneciente a Beatriz (Carolina Cano). El tema del cáncer y los padecimientos que padece resultan muy flojos y hasta llena de un sentimentalismo gratuito que terminaba atosigando al televidente.

Dejamos para el final la presencia de Mercedes (Vania Accinelli) quien cuando se juntaba con los villanos de la trama mostraba progresos. Lástima que nuestros creativos la convierte "por obra del guión" en una buenita arrepentida. La obligan a disminuir su parlamento. Permanece ‘calladita’ como una manera de sintetizar a través de la imagen que se arrepintió de sus actos.

Capitulo finales irregulares

A lo largo de todas sus producciones, Adriánzen y Falcón nos presentan un efectivo libreto lleno de conflictos humanos, que tiene mucho que ver con nuestra vida diaria, y eso ayuda a que sus productos interesen, de sobremanera, a los televidentes. Lástima que la ausencia de un mejor desarrollo creativo en sus personajes protagónicos incide en el decaimiento de la trama. A partir de determinado capítulo ya no interesa seguir con dichos conflictos. Por ello, uno empieza a realizar el zapping de rigor hacia Latina para observar ‘Moisés y los 10 mandamientos’ o trasladarnos al cable para ver a través, de las Estrellas, la simpática comedia 'Mi marido tiene familia' (Televisa. 2017).

Es que, aquí los conflictos se debilitan y nos muestran un desarrollo demasiado simplista. La segunda pareja de Viviana (Pierina Carcelén) resulta un mafioso arrepentido y la mayor de las 'Mujercitas', Beatriz sana "milagrosamente". Aparece un mafioso narco que luego de asesinar despiadadamente es encontrado por la policía y termina muerto, segúin dicen, al explotar el helicóptero en la que viajaban. nada de esto fue mostrado. Mientras tanto,luego de vivir en la ‘sombra’ Roberto demuestra su inocencia y Viviana, como buena madrecita, perdona a Mercedes. Todo un ‘happy end’ maternal que carece de un mejor desarrollo melodramático debido a que Pierina Carcelén, parece no contar con un director que le indique que, por lo menos, debe graficar algún afecto, ternura o afección (lágrima, alegría o algún sentimiento expresivo) y no un simple abrazo trivial. Para colmo. Mercedes ahora es la buena de la familia y Roberto (Rodrigo Sánchez Patiño) logra solucionar ese problema que nunca logró despegar dentro del desarrollo de los capítulos (constituyó la más débil de las historias).

Por la fuerza efectista que consolidaba a sus historias secundarias, parecía que Mujercitas iba a igualar a "Valiente amor" (hasta ahora la mejor historia producida por Michelle Alexander). No ha sido así, más bien la telenovela volvió a incidir en los mismos detalles que se perciben en cada producción de Alexander. Falta de primeros actores galanes que sepan llevar con talento la trama, además de un mejor conflicto para su principal historia.

Ahora que las producciones son continúas y los actores extranjeros están libres en el mercado debido a la anulación de exclusividad que tenían con cadenas internacionales. Creemos que es momento de contratar, siquiera, como "actuación especial" de 5 o 10 capítulos a un actor extranjero que fortalezca nuestra producción. Con ello, no queremos decir que no exista talento nacional. Claro que lo hay, lo que falta son galanes y primeras actrices que lleven el peso de la historia. Se extraña a destacados protagonistas como Ricardo Blume, Saby Kamalich, Paul Martin, Diego Bertie, Mónica Sánchez, Christian Meier. Ese tipo de actores necesitamos. Ojalá Michelle Alexander repare en ello. Sería interesante contar con participaciones especiales de actores extranjeros. Ya, en nuestro cine nacional, se ha logrado incluir a actores como Julián Gil o Adal Ramones ¿Por qué no se puede realizar también con nuestras telenovelas?

En suma, culminó 'Mujercitas', otra telenovela, sin entrada oficial y sin protagonistas, pero con historias sociales intensas y hasta desgarradas (el mensaje aleccionador sobre la situación de la mujer actualmente fue lo mejor del cierre final). Lástima que sus últimos capítulos fueran tan regularmente desarrolladas con un contenido demasiado forzado. Una conclusión tan elemental que parecía que regresábamos a las épocas de ‘Natacha' (Panamericana 1990). Y, ya han pasado 17 años.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Enamorándome de Ramón: La verdadera protagonista es Marisol del Olmo

Culminó en Perú, 'Enamorándome de Ramón', una historia con aceptable sintonía y que tuvo a una actriz que terminó opacando a los protagonistas Marisol del Olmo.

Lima, 24 Setiembre 2017, (El Informante Perú).- Hace una semana culminó en nuestro país, Enamorándome de Ramón, la versión mexicana de la excelente historia venezolana, Tomasa Tequiero, una telenovela llanera que brilla por el excelente grupo actoral y la tremenda actuación de Gledys Ibarra.

La telenovela mexicana fue transmitida por América Televisión ¿Por qué recién la comentamos? Resulta, que hemos terminado de ver la original venezolana que nos agradó, sobremanera. Pese a ser una historia localista, uno termina enganchándose con determinados personajes llenos de estereotipos que fueron eliminados en la versión mexicana. De hecho la versión venezolana es ligeramente superior.

Enamorándome de Ramón es una historia protagonizada por José Ron y Esmeralda Pimentel, con las participaciones antagónicas de Nuria Bages, Gonzalo Peña y Fabiola Guajardo. Cuenta además con las actuaciones estelares de Marisol del Olmo y Marcelo Córdoba. La producción corre a cargo de Lucero Suárez para Televisa.

La historia

Un feliz matrimonio muere en un accidente aéreo al regresar de sus vacaciones en España. Para sorpresa de todos, dejan como única beneficiaria de un seguro por un millón de dólares a Juana (excelente Marisol del Olmo), una humilde, buena mujer y nana de Fabiola (Esmeralda Pimentel) y Andrea (bella y futura buena actriz, Claudia Martín), que lo único que quiere es ver por el bienestar de ambas.

Toda la familia está sorprendida con la noticia, pero Hortensia (muy bien Nuria Bages), la abuela de las hermanas Medina, no puede creer que su hijo Ricardo (Eduardo Shacklett) dejara a la sirvienta a cargo del futuro de sus nietas.

Paralelo a estos acontecimientos, en Tijuana, vive Ramón (muy bien José Ron) el hijo de Juana, quién se ve en aprietos por huir con Sofía (cómo siempre, muy efectiva, la bella Fabiola Guajardo) la hija de un mafioso. Ramón cree sentir algo por Sofía, pero decepcionado por las actitudes de ella, decide irse a la capital. Cuando Ramón conoce a Fabiola su suerte en el amor vuelve a relucir.

Cuando Ramón y Fabiola creen estar a un paso de la felicidad, lamentablemente enredos, ambiciones y envidias, impedirán que su relación se cristalice.

Verdadera protagonista

Los libretistas de esta historia eliminan lo cotidiano y costumbrista que se veía en la versión venezolana para aumentarle cierta intriga cotidiana al romance, pero con tan poco éxito debido a que la verdadera protagonista es Marisol del Olmo, pese a que también le quitan esa identidad propia que tenía su personaje en la versión original y quien merece un párrafo completo aparte.

En esta versión mexicana, los guionistas no solo le quitan ese temperamento costumbrista que tenía el personaje venezolano, también su ‘llamativo’ físico. En la versión original, Tomasa Tequiero (nombre poco atractivo pero interesante), es una mujer mulata, exuberante en su físico, inculta, poco expresiva al hablar; pero fuerte y firme en sus convicciones. Sin embargo la Juana 'mexicana' es una campesina nata, con acento incluido que, personificada por Marisol del Olmo, brilla en cada escena y, no solo es la mejor caracterización dentro de la trama, sino que le da una lección a aquellos productores que piensan que las protagonistas deben ser, en su mayoría, jovencitas de 18 a 25 años.

En tiempos en que se emitió, hace poco Simplemente María (Televisa-2016), sin el resultado que tuviera la versión original peruana, Marisol del Olmo sería la perfecta María, presencia escénica, interpretación auténtica, derrochando sentimiento y romance en sus expresiones, son motivos, de sobra, para que su interpretación sea superior a la de cualquier jovencita que funge como campesina analfabeta.

Los que siguen nuestros comentarios, se darán cuenta que siempre hemos elogiado las diversas interpretaciones que ha tenido Marisol del Olmo a lo largo de su carrera. Sin duda esta es la más convincente. Al verla actuar, en esta telenovela, nos preguntábamos: ¿Cómo se puede ser una campesina inculta solo mostrando capacidad histriónica y talento actoral?  Nuestra recientemente fallecida, Saby Kamalich, lo hizo en su momento. La Juana ‘mexicana’ brilla y muestra tanto atractivo escénico como la Tomasa ‘venezolana’

Predecibles momentos

Por otro lado, la historia interesa hasta media novela. Lástima que los redundantes momentos, predecibles escenas y su final poco convincente malograran una trama que prometía. Eso sí, la telenovela tuvo buen nivel de audiencia en México y también en Perú con números aceptables para un horario tan frío (4 de la tarde en Lima)

Lo que le sobra a ‘Tomasa te quiero’, le falta a Enamorándome de Ramón. Primero el título poco ayuda y nada tiene que ver con la historia. Pese a lo bien que se le ve a la pareja, (más José Ron que Esmeralda Pimentel), el romance se desdibuja luego del aparente secuestro del protagonista. Los sinsabores y problemas por las que pasan esta parejita terminan siendo insulsos.

Interpretaciones

Algunas tramas secundarias funcionaron, a medias, como el aceptable lado humorístico a cargo de Luisa (muy bien Bárbara Torres), Benito (Pierre Angelo), Finito (Rodrigo Vidal) y Adalgisa (Sugey Ábrego), quienes resultaban jocosos y hasta interesaba por la "mamitis" que sufría Benito. Sin embargo, todo terminó con un cierre forzado y poco novedoso.

Entre los actores destacamos también a Nuria Bages, quien reaparece como villano, Marcelo Córdoba, siempre aportando su cuota histriónica. Por otro lado, Fabiola Guajardo y Gonzalo Peña, los villanos, confabulan e 'idean' planes tan inverosímiles que culminan con el trillado argumento final del bebé secuestrado que, desde los tiempos de 'Los ricos también lloran', hemos visto hasta la saciedad.

También, entre los jóvenes valores, sobresale la bella Claudia Martín con unos preciosos ojos y una ternura escénica que te atrapa y cautiva. Desde que la vimos pensamos que la bella actriz estaba lista para ser aprobada como futura protagonista. No nos equivocamos, porque ya ha sido llamada por el productor Ignacio Sada para protagonizar una nueva versión de 'Esmeralda' que llevará por título ‘Sin tu mirada’.

El final, con esa pedida de mano coreografiada, con música de ‘Amo despertar contigo’ (Televisa. 2016), pretendió darle un lado más vistoso al romance deseado. No paso de redundante. Ya vimos algo parecido en ‘Amorcito corazón’ (Televisa. 2012), copiado de las películas hindú's, pero resulta más atractivo cuando participa todo el elenco y no con un grupo de actores, que no son bailarines y muestran pasos demasiado forzados.

Por cierto, la canción principal de la telenovela ‘Algo Divino’ a cargo de Lupita D'Alessio constituyó todo un acierto y era un motivo más para seguir esta historia.

Protagonista opacada

Pese a todo, la telenovela funcionó. Los protagonistas, pese a no tener la fuerza interpretativa que se requería, en parte a un guión trivial y redundante, cumplieron. En los capítulos finales se observa que la verdadera protagonista, Juana, (Marisol del Olmo) es opacada poco a poco. Su participación es reducida. Nunca sabemos si se queda sola o con su pareja más cercana a ella, el buen abogado, Pedro Lamadrid (interpretado por el eterno gran actor Carlos Bracho).

Si el estilo de los mexicanos y que no quieren cambiarlo jamás,es inyectar un empalagoso romance a la trama; mejor debieron buscar otras historias. Está claro que, como su nombre lo indica, ‘Tomasa Tequiero’ es la historia de una mujer negra de unos 40 años con extensiones hasta la cintura, muy proporcionado físico y un hijo, ya adulto, que se crió en Colombia, lejos de ella. Cómo se lee, es la historia de Tomasa y no la del hijo de ella. Sí no se entendió o no se quiso ver, como tal, mejor se hubiera adaptado de otra manera. Tal vez, no contaron que la buena actuación de Marisol del Olmo, impidiera que ‘Juana’ sea un personaje más dentro de la trama. Uno nunca sabe.


viernes, 22 de septiembre de 2017

Magdyel Ugaz: "Asumo el rol con el mismo respeto que cualquier otro"


Lima, 22 Setiembre 2017, (ANDINA).- La actriz Magdyel Ugaz presentó su personaje protagónico de "Colorina" en la telenovela del mismo nombre y aseguró que lo desarrollará de la mejor manera, sobre todo ahora que la historia recae sobre la historia de su rol.

“Asumo este personaje con el mismo respeto con el que he asumido cualquier otro rol. Las críticas siempre van a estar, es parte de nuestro trabajo, pero la idea no es quedarse en la bulla, sino que sea un impulso para avanzar”, explicó Magdyel.

La actriz reconoció que al principio le impactaron las críticas enfocadas en su sensualidad. “No voy a negar que en algún momento me movieron, soy un ser humano, yo también siento, pero ya pasó, porque si uno se detiene, no avanza”, comentó.

La telenovela se estrenará este martes 26 de setiembre a las 21:30 horas, inmediatamente después de la teleserie De vuelta al barrio.


El elenco de la novela se reunió en conferencia de prensa en el que se presentó a los personajes caracterizados y además un musical.

La canción oficial de esta telenovela está interpretado por el cantante español Marcos Llunas y compuesto por el reconocido productor musical Juan Carlos Fernández.

La telenovela será protagonizada por Magdyel Ugaz y David Villanueva, además de un elenco nacional entre los que se ve a Elsa Olivero, Natalia Torres, Alessandra Denegri, Maricielo Effio, Pold Gastelo, Carlos Victoria, Christian Domínguez y la niña Zoe Arévalo.